La divisa estadounidense se debilitó ayer a su menor valor en tres años ante una canasta de monedas, lo que impulsó el precio de las materias primas, entre estas el petróleo.

La baja de la divisa estadounidense ocurrió luego de que el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin dijo que una moneda estadounidense más débil beneficia al comercio y que no está preocupado por su valor en el corto plazo, reportó la agencia Bloomberg.

El petróleo respondió con alzas a la caída del dólar en el mundo. El barril de la variedad WTI subió 1,14 por ciento a 65,61 dólares, con máximo en 65,77, registró AFP.

El retroceso de la moneda estadounidense también mejoró los precios de las commodities agrícolas. El maíz y el trigo anotaron alzas, mientras la soja, principal producto de exportación de la Argentina, anotó su octava ganancia consecutiva.