En un clima de tensión que fue tomando cada vez más temperatura, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, enfrentó ayer a los sectores de la oposición que lo interrogaron sobre el estado de la deuda externa y sus vínculos con empresas offshore.

Ante la Comisión Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior, que preside el senador peronista José Mayans (Formosa), el funcionario debió verse cara a cara con los legisladores más críticos de la gestión macrista pero la sesión terminó de forma abrupta cuando la diputada del Frente para la Victoria, Gabriela Cerruti, expuso un papel que le había hecho llegar el propio Caputo. “Mis hijas tienen 11 y 13 años. No seas tan mala”, decía el mensaje que estaba acompañado por una carita sonriente.

La diputada había sugerido en una programa televisivo que una de las hijas de Caputo era la titular de la firma Axis. Si bien Caputo pidió luego disculpas, se justificó al afirmar que reaccionó “como padre”. A los gritos, la diputada kirchnerista denunció que la escrito era “una falta de respeto”, a sus reclamos se sumaron el jefe de la bancada del FpV, Agustín Rossi y el matancero Fernando Espinoza. En medio del griterío, Maynas advirtió: “Si no hay orden levanto la sesión”. Pero a esa altura la batahola llegó a tal punto que el formoseño no tuvo más remedio que dar por terminado el encuentro. Todavía con el micrófono abierto, se pudo escuchar al funcionario pidiéndole a Mayans que acelerar el cierre de la reunión. “Vámonos que ya estoy muerto”, le dijo Caputo al peronista.

Antes, el funcionario vivió otro momento incómodo, fue cuando Rossi lo increpó por sus vínculos con firmas offshore. “El problema que tenemos hoy es que los ricos nos gobiernan”. “¡Son un accidente de la historia!”, lo acorraló el santafesino. Envalentonado el santafesino agregó: “Las offshore serán legales pero si no se declaran son un hecho de corrupción”.

Manteniendo el tono enérgico, Rossi lo acusó de evadir impuestos “para licuar dinero mal habido”.

Ya con los ánimos caldeados, que presagiaban un final abrupto, Caputo negó vínculos con Axis, un fondo “con el que no tengo nada que ver y no lo puedo favorecer”. Y negó haber ocultado información en su declaración jurada. En su defensa, uno de los hombres de mayor confianza del presidente Mauricio Macri, sostuvo que “las offshore no son un delito, es como una caja de seguridad: lo que uno tiene adentro de la caja lo puede tener declarado o no, eso no lo convierte en delito”. Además, aseguró que su vínculo con firmas offshore como Noctua y Axis culminó antes de asumir como ministro y se desligó también de lo referido a la venta de dólar futuro, al tiempo que resaltó que la Justicia ya determinó que no existe un conflicto de intereses.

En relación al fondo Noctua señaló: “No tengo ya nada que ver con esa empresa. Con respecto al reporte de la SEC (Comisión de Valores de Estados Unidos) es un reporte de una tenencia nominal. Yo era un tenedor fiduciario. No tengo que tenerlo declarado porque eso no me convierte en propietario”.

“Yo pasé al sector público de un día para el otro. Mi contador llenó la declaración jurada y están puestos los ingresos que he obtenido por Axis, Noctua. Todos los ingresos están puestos, no hubo ningún ocultamiento”, agregó.

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos