El ministro de Defensa, Oscar Aguad, enfrentó ayer duros cuestionamientos por parte de los familiares del submarino ARA San Juan, desaparecido en noviembre del año pasado. El clima de tensión entre el funcionario y los parientes fue en aumento durante el encuentro que se produjo en la Comisión Bicameral que investiga el naufragio de la nave militar, que preside el senador José Ojeda.

Ante el reclamo de los familiares, el ministro sostuvo que el gobierno continúa con la búsqueda del submarino. "Seguiremos poniendo todo el empeño en la búsqueda del ARA San Juan. Casi obsesivamente queremos encontrar el submarino. Lo buscaremos el tiempo que sea necesario", aseguró cara a cara con las familias presentes.

En su exposición, el cordobés, afirmó que el buque no navegó en las cercanías de las Islas Malvinas, como había informado el Jefe de Gabinete Marcos Peña en un informe que entregó a los diputados. "Lo más cerca que pasó el submarino de las Islas Malvinas fue a 100 millas náuticas, es decir, 185 kilómetros de distancia, dentro del área económica exclusiva de Argentina, y muy lejos de un área exclusiva fijada en el Pacto de Madrid", remarcó.

"Los 44 son héroes que estaban cumpliendo una misión en defensa de la soberanía territorial argentina. Si han fallecido, lo han hecho en cumplimiento del deber", aseveró el ministro, que volvió a señalar que las personas que estaban a bordo del buque no están con vida. "No hay condiciones de vida, y esa es la verdad. Duele y es terrible decirlo, pero es así".

Para defenderse de los reproches, Aguad aseguró que "desde el 15 de noviembre hasta el 1ro de abril, el ARA San Juan fue buscado con la mejor tecnología que hay en el mundo".

En otro tramo de su exposición, Aguad aseveró que, según la información de la Armada, "el barco estaba en condiciones de navegar". "La investigación la está llevando adelante la jueza, y no debemos interferir", añadió.

Los familiares reclamaron, una vez más, que se acelere la contratación directa de la empresa SEA, propiedad del venezolano Hugo Marino, quien prometió encontrar el ARA San Juan a través de la tecnología de robots submarinos Autonomous Underwater Vehicles (AUV).

"Estamos tratando de contratarlo, pero hay un problema técnico: no hay ningún buque de la Armada donde este submarino pueda ser colocado. Existe un solo barco, que es el Conicet y está en reparaciones hasta fines de julio. Así que estamos tratando de resolver este problema", explicó el ministro.

Durante la exposición del ministro, el Ejecutivo difundió un decreto que establece becas educativas para los hijos de los tripulantes.