El secretario general de ATE Hugo “Cachorro” Godoy, confirmó que el gremio convocará a una jornada de paro y movilización para el 6 de diciembre en rechazo a la reforma laboral, mientras que las CTA ratificaron que organizan una marcha contra la misma iniciativa.

“Vamos a adoptar una jornada de lucha, paros y movilizaciones que será el 6 de diciembre”, sostuvo Godoy en declaraciones a la agencia NA, al señalar que la medida será en oposición al proyecto de reforma laboral que la Casa Rosada negocia con la CGT, gobernadores y legisladores nacionales.

A su vez aclaró que a pesar de que las CTA preparan una marcha con la misma finalidad, no está previsto que confluyan en la movilización ya que no se están tendiendo puentes entre ATE nacional y las dos vertientes de la central disidente, con las que mantienen diferencias por su postura frente al kirchnerismo.

Además de ATE nacional, participarán de la medida de fuerza sindicatos como Aceiteros, Neumático y Sipreba, entre otros, sostuvo Godoy.

El jefe de ATE consideró que “la situación es muy preocupante porque el Gobierno despliega una multiplicidad de reformas que no se agotan solamente en la laboral, sino que el impacto sobre el trabajo y la distribución regresiva de las riquezas se hace a través de otras reformas, la previsional, la reforma sanitaria, la reforma educativa en curso”.

“Quieren rediseñar el Estado en función de ponerlo al servicio de maximizar las ganancias de las grandes empresas transnacionales”, sostuvo.

A criterio del referente de los estatales, la reforma laboral en sí es un aspecto más que busca eternizar la precariedad laboral, “buscan reducir salarios y aportes en el sistema de seguridad social que van a devenir en una pérdida de condiciones sanitarias y educativas para los trabajadores”, enfatizó.