En el marco del tratamiento de la reforma tributaria, el Gobierno estudia ampliar la base imponible de Ganancias con la eliminación de algunas exenciones especiales para trabajadores de salarios altos, principalmente petroleros y empleados estatales.

La Casa Rosada buscará terminar con algunos regímenes especiales para algunos sindicatos en particular que les permitía evitar el pago de Impuesto a las Ganancias, entre ellos los de ciertos empleados de salarios altos en la administración pú- blica y también petroleros. Este último gremio obtuvo este año, mientras se negociaba el acuerdo sectorial de Vaca Muerta, un beneficio que les permitía a los trabajadores de ese rubro abonar Ganancias sólo a partir de los 65.000 pesos. Fue uno de los acuerdos entre el Gobierno nacional y el sindicato petrolero que destrabó el primer convenio sectorial que firmó la Casa Rosada con empresarios y los gremios del sector para la explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta. El 63% de los salarios de los trabajadores petroleros quedó exento de abonar ese tributo. El beneficio de Ganancias para los petroleros, de todas formas, fue extendido también a los empleados de yacimientos convencionales. Los trabajadores de la zona patagónica en general abonan Ganancias a partir de los 45.000 pesos de salario para los casados con dos hijos y de 34.000 para solteros, tras las negociaciones que sostuvieron a fines del año pasado los gobernadores de esa región con el Gobierno nacional. El costo tributario de ese régimen especial será de 2.989 millones de pesos el año próximo de acuerdo al proyecto de Presupuesto 2018.

El otro sector al que apuntan oficialmente es a los trabajadores de la administración pública. “Va a ser para los salarios altos que hoy están exentos de pagar Ganancias”, aclaró una fuente del Gobierno nacional.

Otros sectores que cuentan con exenciones de Ganancias también están bajo estudio en el Gobierno nacional, como asociaciones civiles, fundaciones, mutuales y cooperativas. Para el año próximo, el Gobierno tiene planificado que el gasto tributario para el fisco por esas deducciones de Ganancias sean unos 15.709 millones de pesos.