Los familiares de los tripulantes del ARA San Juan firmaron ayer una carta dirigida al presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, a quien le pidieron "encarecidamente" que continúe "hasta el final" con su ayuda en la búsqueda del submarino desparecido desde el 15 de noviembre pasado.

"En nombre de los familiares de los 44 tripulantes del submarino, queremos pedirle no retirar su ayuda hasta no ubicar al ARA San Juan, sabiendo del esfuerzo y de la asistencia humanitaria que lo caracteriza", señala la carta fechada ayer.

Los familiares decidieron redactar este mensaje que intentarán acercar por la vía diplomática al jefe de Estado ruso, según informaron, ante las versiones que circularon sobre el posible cese en los próximos días de la colaboración rusa en el operativo de búsqueda, a través del buque oceanográfico Yantar y el vehículo operado remotamente (ROV) Panther Plus.

En el texto, los familiares señalaron que "es un honor" para ellos poder llegar "a través de estas líneas para agradecer todo el apoyo brindado hacia la Armada Argentina con toda su tecnología de inspección y rescate bajo el agua, brindando toda la colaboración a través de su embarcación en la búsqueda y rescate del ARA San Juan".

"Permaneciendo en la Fe divina con el convencimiento que nuestros marinos continúan con vida, hacemos extenso nuestro pedido y transmitir este sentimiento que nos ha llenado de incertidumbre a todo el pueblo argentino y las naciones hermanas", agregaron en otro tramo de la misiva que procurarán hacer llegar al presidente de la Federación Rusa.

Por otro lado, el Ministerio de Defensa y la Armada Argentina evalúan alternativas para que, llegado el momento en que Rusia decida poner fin a su colaboración en la búsqueda del ARA San Juan, el Estado argentino pueda contratar un servicio similar que permita seguir contando con tecnología del mismo tipo que la aportada por el buque oceanográfico Yantar y el ROV (vehículo operado remotamente) "Panther Plus". Así lo reveló el vocero de la Armada, Enrique Balbi, quien, a su vez, consignó que seis nuevos contactos detectados no correspondían al submarino.