El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró que no va a "romper nunca" con su compañera de fórmula, Cristina Kirchner, pero enfatizó que de llegar al gobierno "no va a ser un poder bicéfalo".

Consultado sobre los supuestos riesgos de su alianza con la senadora de Unidad Ciudadana, Fernández fue tajante en negar que esa alquimia vaya a condicionar su autonomía en caso de ser electo presidente. "No va a ser un poder bicéfalo, yo voy a ser el presidente. Y así como no intervine en las listas nadie va a intervenir en mis ministerios. Si detrás de este planteo quieren quebrarnos a Cristina y a mí, no lo van a lograr. ¡No me van a hacer pelear nunca con Cristina! ¡No voy a romper nunca con Cristina!", aseveró en declaraciones a La Nación.

"En algún momento Duhalde se puso contra Néstor, y Cristina nunca se va a poner contra mí. De eso estoy seguro", resaltó. "No pienso pelearme más con Cristina, nunca más en mi vida. Tarde 10 años en recuperar nuestro afecto, no lo voy a perder. Solo podemos llegar al gobierno para escribir una página de gloria que es que los argentinos vuelvan a ser felices. Ese es el compromiso mío y de ella", agregó.