El precandidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, salió ayer a disputarle de lleno el electorado al economista Roberto Lavagna al sostener que un "un número importante" de sus votantes lo podrían acompañar en caso de arribar a una segunda vuelta electoral, al considerar que el electorado que respalda al líder de la alianza Consenso Federal "es esencialmente un voto muy enojado" con el presidente Mauricio Macri.

"Hay una gran esperanza en nosotros, la gente confía en que las cosas pueden cambiar", dijo el ex Jefe de Gabinete durante el kirchnerismo, el que advirtió además sobre el "gran desencanto de las empresas de todos los niveles que sienten que Macri ha sido una enorme estafa política".

“Hay una gran esperanza en nosotros, la gente confía en que las cosas pueden cambiar”

No conforme con ello, Fernández también le mandó un mensaje directo al gobernador de Córdoba: "Confío que en algún momento podamos hablar con (Juan) Schiaretti, pero de todas maneras vamos a avanzar" en esa provincia, advirtió.

Tras admitir que conoce al hombre fuerte de la provincia mediterránea "desde hace muchos años", Fernández decidió meterse de lleno en la rosca política al considerar que en ese distrito "también hay mucha gente del cordobesismo que nos está acompañando".

En esa dirección, el precandidato del Frente de Todos admitió que le "encantaría" que Schiaretti se sume a las filas de la coalición conformada entre el PJ, el kirchnerismo y el massismo entre otros, reiteró que "respeta" al gobernador, pero dijo destacó que por estas horas ese tema "no es algo que esté en mi mayor preocupación".

Fernández también se refirió a su compañera de formula, la senador Cristina Fernández de Kirchner sobre quien dijo que la mayor de las autocríticas que podía hacer era haberlo puesto al frente de la coalición opositora que en octubre enfrentará en las urnas a Macri.

"Haber puesto a alguien como yo que he sido severo en sus criticas al Gobierno de Cristina ha sido su mayor autocritica", señaló el precandidato presidencial quien además y en caso de ganar las elecciones, rechazó una posible injerencia de la ex jefa de Estado al momento de designar a un futuro gobierno.

Pero además, señaló que tanto el candidato a jefe de Gobierno porteño Matías Lammens, así como el primer candidato a diputado nacional por la Capital, Fernando "Pino" Solanas y el primer candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa, fueron críticos de Cristina.

En otro tramo de la entrevista concedida a la FM Futurock, el ex funcionario nacional consideró que a Máximo Kirchner "lo han demonizado, lo han convertido en algo que no es porque es un hombre moderado", volvió a rechazar que la agrupación La Cámpora haya hegemonizado la conformación de las listas a legisladores.

“Confío en que en algún momento podamos hablar con Schiaretti, pero vamos a avanzar en Córdoba”

En torno al acuerdo del Mercosur y la Unión Europea sellado el viernes último por el Gobierno en Bruselas, Fernández precisó que los tratados internacionales "pasan por el Congreso" por lo cual "cuando digo que vamos a tener la oportunidad de revisarlo, me refiero a eso. No es una chicana política, es una obligación constitucional", concluyó.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos