Desde las 18 se hará efectiva la primera reunión respeto de la solicitud de la empresa Carrefour al ministerio de Trabajo, para acceder a un prodecimiento de crisis (PPC). La convocatoria formal no excluye la sospecha de abogados laboralistas y fuentes sindicales respecto a que tal dinámica "puede tener su lado oscuro, como la luna" y apunte a concretar la flexibilización contenida en la reforma laboral no concreta aún, describieron fuentes consultadas. El temor a 3.000 despidos está latente entre los trabajadores de la cadena de hipermercados.

En la cartera laboral estarán presentes ejecutivos de la compañía y dirigentes del Sindicato de Comercio con los funcionarios al mando de Jorge Triaca como anfitriones. La puesta en marcha del mecanismo ya logró una reacción: el sindicato de Camioneros de Hugo y Pablo Moyano se declaró "ignorado" por el ministerio y recordó que hay 1.500 afiliados a ese gremio en Carrefour.

"Si hablamos de procedimiento preventivo de crisis, el mismo no debe ni puede constituir herramienta alguna para flexibilizar de hecho y de facto una relación laboral", reseñó el laboralista y legislador del FpV Héctor Recalde. El PPC está previsto en la Ley Nacional de Empleo 24.013 y es considerada una de las normas flexibilizadoras de la gestión menemista. "Ese gobierno aprovechó la debilidad negociadora de los sindicatos y las empresas promovían dichos procedemientos para despedir e incluso modificar condiciones de trabajo", explicó el letrado Luis Roa, de la Agrupación de Laboralistas Norberto Centeno.

Tanto éste como Recalde consideran que un tópico que se considera a veces "intangible", juega un papel considerable en los PPC, "el miedo de los trabajadores a perder su puesto de trabajo". "Toda flexibilización laboral, digo, deberá ser discutida en el Congreso", apuntó Recalde.

Tanto los abogados como en la órbita del sindicato de mercantiles se recordaba durante el fin de semana que Carrefour había relevado a sus responsables en el país a principios de año, cuando las versiones sobre caída del consumo, cierre de sucursales y despidos habían dejado la etapa de versiones para convertirse en datos duros. Incluso la compañía no oculta considerables problemas en su casa matriz con sede en Francia. En los mismos ámbitos incluso se especuló que la cuestión pudo haber formado parte de alguna conversación extraoficial durante la visita del presidente Mauricio Macri a su par francés Emmanuel Macrón, en enero de este año.

"En 2003 el PPC se resignificó, tratando de preservar fuente fuentes de trabajo. La clave eficiente del mismo es exigir y lograr información precisa sobre la situación real de la empresa, algo que resisten las patronales y es obligación del Gobierno lograr ese acceso. Cualquier intento de escenificar la crisis, quedaba al descubierto", dijo Roa.

"Un PPC no es bueno ni malo, la clave de la garantía en dicho trámite es que el sindicato no negocie a ciegas, sino que tenga acceso a la informacion, lo cual constituye un derecho", completó.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos