La empresa de Miguel Galuccio, Vista Oil & Gas, quedó sola en la carrera para comprar Sinopec, la compañía china que busca irse de Santa Cruz por la alta conflictividad sindical y un precio del barril que no termina de cerrar la ecuación para operar en la provincia patagónica. El ex presidente de YPF fue el único que ofreció lo que quería la petrolera asiática, dejando afuera a sus competidoras (incluyendo a la empresa que condujo entre 2012 y 2016): efectivo para poder llevárselo del país e invertir en Vaca Muerta.

YPF había ofrecido un canje de áreas, pero la petrolera china rechazó la propuesta

Así lo graficó a BAE Negocios una fuente del sector consultada acerca del anticipo publicado en el portal Econo Journal.

De esta manera "el mago" regresará al negocio petrolero en la Argentina.

Sinopec atravesó dificultades durante todo el año en los yacimientos que opera en Santa Cruz, lo que la llevó a frenar una inversión de u$s300 millones, de los que sólo llegó a desembolsar u$s120 millones. Tras haber despedido a 300 empleados vinculados a empresas de servicios petroleros, la compañía había acordado con el gobierno provincial volver a poner en marcha dos equipos, pero aún así no descartaba desvinculaciones.

"Galuccio es el único que quedó en carrera. Ahora tiene unos meses para cerrar el acuerdo. Fue el único que ofreció efectivo, que era lo que quería Sinpec", detallaron las fuentes.

De esta manera, Vista Oil & Gas desplazó al Grupo Werthein, Pluspetrol e YPF, las otras que estaban en danza para quedarse con los yacimientos.

Sinopec había informado que no descartaba un "swap" de áreas con otra empresa, pero evidentemente esa opción no cerró, ya que la había propuesto YPF y fue rechazada.

"Galuccio es un conocedor y muy profesional. Pero para meterse ahí, algo debe haber negociado", especularon otras fuentes del rubro, en referencia al complicado panorama en territorio santacruceño.

Galuccio realizó con Vista Oil & Gas una Oferta Pública de Acciones (OPA, por sus siglas en inglés) con la que recaudó u$s650 millones en junio, cifra que está en línea con los u$s500 millones que pediría Sinopec, según Econo Journal. El ex presidente de YPF apunta a desarrollar negocios de hidrocarburos en Latinoamérica.

Actualmente la petrolera china es la cuarta productora de crudo en la Argentina. Posee 17 áreas al norte de Santa Cruz, la gran mayoría yacimientos maduros, que en total producen 4.000 metros cúbicos diarios (m3/d) de crudo y 2,1 MMm3/d de gas.

Si la operación se concreta, Galuccio deberá invertir con fuerza sobre esos activos para mantener el nivel de producción, dado que llevan décadas en explotación. En el sector comentan que Sinopec perdió importantes sumas de dinero desde que inició sus operaciones en 2011, cuando adquirió los yacimientos que estaban en manos de Occidental Petroleum (OXY), y que ha recibido críticas por el daño ambiental que habría provocado en esas áreas.