El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, afirmó hoy que la detención del  exvicepresidente Amado Boudou es “legal”, aunque consideró que la  prisión preventiva “debe tener una regulación más específica”.

“Entiendo que es una detención legal. Esto es distinto de la  difusión de determinadas imágenes. Creemos que son cosas que no  tienen que ver con el proceso penal”, evaluó el funcionario  nacional.

Tras el arresto del exvicepresidente por presunto enriquecimiento  ilícito, Garavano afirmó que “las fuerzas de seguridad y la  Justicia deben evitar” que trasciendan fotografías o videos del  momento de una detención. . Al respecto, el ministro sostuvo que “el juez (Ariel Lijo) y el  Ministerio de Seguridad están investigando” quiénes fueron los  responsables en el caso de Boudou.

En declaraciones a radio La Red, en tanto, se refirió a la  prisión preventiva y señaló que “es una herramienta útil, pero  debe tener una regulación mucho más específica y objetiva”.

“El año pasado presentamos un proyecto en el Senado que  establece causales objetivas para la prisión preventiva, que sea algo transversal y abarque los delitos por corrupción y los comunes”, expresó Garavano.