El procurador general interino Eduardo Casal prorrogó la licencia de Alejandra Gils Carbó hasta el 31 de diciembre próximo, fecha en la que está fijada su renuncia, por lo que ya no regresará al frente del Ministerio Público Fiscal.

"Es preciso consignar que el 3 de noviembre del año en curso el señor Presidente de la Nación a través del Decreto 898/2017 aceptó la renuncia de la doctora Gils Carbó a ese cargo, que se hará efectiva a partir del 31 de diciembre de este año. Ahora bien, la nombrada solicitó al suscripto mediante oficio de estilo que le conceda licencia hasta la fecha referida. Por ese motivo, de conformidad con las funciones de Procurador General sustituto corresponde que conceda la licencia solicitada", indicó la resolución firmada por Casal, el procurador fiscal ante la Corte Suprema de Justicia.

Casal había quedado al frente del organismo el pasado 22 de noviembre, luego de que Gils Carbó pidiera licencia por enfermedad -en principio- hasta el 10 de diciembre, la cual ahora fue extendida.

La procuradora tomó la decisión de dejar el cargo que ocupa desde 2012 luego de dos años de enfrentamiento con el Gobierno y tras haber sido procesada por la supuesta compra irregular del edificio en el que funciona el Ministerio Público Fiscal, por la que se pagaron comisiones millonarias al hermano del subdirector general del organismo.

La jefa de los fiscales señaló que renunciaba "con la esperanza" de que no se llevaran a cabo reformas que "rompieran el equilibrio que debe regir en el sistema de administración de Justicia".

Por otra parte, el procurador interino Casal recibió el juramento a Héctor Heim, quien asumió como fiscal general adjunto de la Procuración General de la Nación. El magistrado fue designado por el Poder Ejecutivo, tras el envío de las ternas de candidatos surgidos en los concursos prestablecidos y la aprobación a su designación otorgada por el Senado, se informó oficialmente.