El procurador fiscal ante la Corte Suprema de Justicia, Eduardo Casal, quedó interinamente a cargo del Ministerio Público Fiscal, luego de que la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, comenzara una licencia que se extenderá hasta el 10 de diciembre.

Ante esa situación y teniendo en cuenta que a partir del próximo 31 de diciembre se hará efectiva la renuncia de la procuradora, Casal decidió que “dado el exiguo lapso que media entre la finalización de la licencia” de Gils Carbó y “la fecha en que operará la renuncia” resulta “conveniente, a fin de asegurar el buen funcionamiento de la institución, introducir desde ahora los cambios de estructura que faciliten su conducción en la inminente etapa transitoria”.

En esa línea, el procurador general interino decidió cambios en la estructura de la Procuración General y designó a los secretarios letrados Juan Pablo Ugarte, Juan Manuel Olima Espel y Juan Manuel Casanovas a cargo de tres áreas que concentrarán, cada una, las diferentes dependencias del organismo.

Ugarte será el titular de la Secretaría General de Administración y Recursos Humanos; Olima Espel será el secretario de Coordinación Institucional; y Casanovas, de la secretaría Disciplinaria y Técnica, se informó oficialmente.

El procurador general interino facultó a cada uno de los secretarios “para proponer las reorganizaciones internas que estimen convenientes”.