La sangría industrial que se potenció durante la era Cambiemos será el eje de una marcha sindical que encabezarán las organizaciones de mayor fricción con el Gobierno, con moderado apoyo de la CGT y respaldo de empresarios nacionales y movimientos sociales. Llegó la hora del 4A que constituye una alternativa de posible paro general a decretarse, sin el aval de Azopardo.

En efecto, la CGT enfrentada y dividida en escenarios sindicales y políticos sale a las calles con altas expectativas de concentración. No habrá oradores ni acto, el recorrido central será desde Plaza Miserere hasta Avenida de Mayo y 9 de Julio. En Congreso, un nutrido grupo de dirigentes depositará un proyecto de ley en defensa del rubro.

"Marchamos por un modelo económico, social y político diferente", resumió Héctor Daer referente de Sanidad y uno de los secretarios generales cegetistas a este diario. El trazo respecto a un paro general para esa conducción sigue postergado en cuanto a que las soluciones a la crisis deberán llegar desde lo político y no desde esferas gremiales. Vocación que comparten los máximos referentes de la conducción de Azopardo.

El ala más combativa que encarna el Frente Sindical (FS) liderado por Hugo y Pablo Moyano, con estrategia y doctrina de la Corriente Federal (CFT) al mando de Sergio Palazzo (bancarios), Héctor Amichetti (Gráficos) y Horacio Ghilini (Sadop) como las CTA sustentan al modelo "liberal" que encarna Cambiemos como la esencia de la crisis social que atraviesa el país y allí apuntan.

Los postulados del 4A encarnan el reclamo por más trabajo decente y relación de dependencia, mejores salarios y programas sociales, producción nacional, desarrollo industrial, servicios públicos de calidad y con tarifas sustentables. Para los mentores de la marcha por la supervivencia de la industria este paso tiene directa relación con la convocatoria que concretaron el 21F del año pasado.

"Esta es la continuidad de un plan de lucha en rechazo a las políticas de ajuste y desocupación que lleva adelante el gobierno", detallaron los referentes del FS y la CFT a este medio.

Además del escenario económico los convocantes de la marcha también dejaron marca registrada respecto a límites de candidaturas para las presidenciales. Autor del sello "Urtubey es el límite" que enunció Pablo Moyano hubo un bonus track con la mira en Roberto Lavagna. El camionero consideró inviable un respaldo ya que el ex ministro de Economía "ratificó la reforma laboral y las low cost, que apuntan a flexibilizar a los trabajadores". Para el también dirigente de Independiente hay cuatro candidatos que sí contarían con aval y son Cristina Fernández, Felipe Sola, Daniel Scioli o Agustín Rossi. Lavagna en tanto está más que satisfecho con el amplio abanico de organizaciones sindicales que se entusiasmaron con verlo luciendo la banda presidencial a corto plazo, en función de una alternativa "superadora de la grieta".

Y si de divisiones se trata el 4A también se desarrollará con perfiles propios. Además de la columna central marcharán los transportistas de la CATT (13 horas desde Entre Ríos e Yrigoyen), la UOM (a las 11 parten desde Belgrano y Misiones) y la CTA, al mediodía salen desde Yrigoyen y Virrey Ceballos hasta el Congreso.

Ver más productos

El beato Juan de Licio, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a beato Juan de Licio

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos