La CGT convocó hoy a un "paro total de actividades" a partir del mediodía en rechazo a la reforma previsional, aunque habrá transporte hasta la medianoche.

El Consejo Directivo decidió no sumarse a la movilización prevista por distintas organizaciones sociales, políticas y gremiales al Congreso Nacional y, en cambio, dejó librado a criterio de cada sindicato la decisión de sumarse a las protestas, según lo anunciado en conferencia de prensa en la sede de Azopardo 802.

Los sindicalistas indicaron que el paro es porque consideran que la ley propone "la rebaja en los haberes de jubilados y sectores más vulnerables de la sociedad".

Además, uno de los triunviros de la CGT, Juan Carlos Schmid, anunció que le van a proponer al Gobierno "que convoque a una consulta popular" para ver "si la sociedad argentina está de acuerdo" con la reforma previsional que tiene media sanción del Senado y que hoy se debatirá en la Cámara de Diputados.

El paro de transporte, en tanto, comenzará a partir del primer minuto del martes y durará hasta el mediodía de mañana.

Durante una conferencia de prensa que compartió con sus pares Carlos Acuña y Héctor Daer, Schmid señaló que la reforma previsional "constituye lisa y llanamente una rebaja de los haberes a los jubilados, pensionados y los sectores más vulnerables".

Además, señaló que "el bono" anunciado por el Gobierno nacional "es una burla", al tiempo que precisó que si el Congreso no aprueba la reforma previsional se levantarán las medidas de fuerza anunciadas.

Schmid llamó al Gobierno a convocar una consulta popular con toa la reglamentación que corresponde, "para ver si la sociedad argentina esta de acuerdo que se lleve adelante".

La medida se realizará en contra de la nueva ley de movilidad jubilatoria que impulsa el gobierno nacional. Esta tarde se debatirá en la Cámara de Diputados. Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer, quienes conducen la CGT, informaron que si no se sanciona el proyecto, la huelga quedará sin efecto. 

Por otro lado el secretario de prensa de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Mario Calegari, ratificó que la idea del gremio es "poder devolver (hoy) a todos los trabajadores a sus casas a la hora que corresponda".