Mauro Icardi, el delantero del Inter y goleador de la Serie A de Italia, reconoció ayer que su posible convocatoria con la Selección argentina al Mundial de Rusia será "un premio" a cómo rinda en su club hasta el momento de la lista definitiva.

Icardi, de gran presente y que según rumores periodísticos estaría en la mira del Real Madrid de España, se ilusionó con poder mantener el promedio de gol hasta fin de año para poder reingresar en la consideración del entrenador albiceleste Jorge Sampaoli.

El argentino lleva 16 goles en 15 partidos y marcha primero en la tabla de artilleros de la Serie A.

"Yo creo que la Selección es un premio a lo que hago acá en el Inter. Por ahora me está yendo bien y espero seguir de acá hasta el final del año con esta media goleadora y tener una posibilidad en el Mundial", destacó el capitán del conjunto italiano, en diálogo con el programa Morfi, donde trabaja su cuñada Zaira Nara.

Icardi, quien eludió responder en forma directa un interés del Real Madrid, quedó en el centro de la escena en la última convocatoria para la gira por Rusia (victoria sobre el anfitrión y derrota con Nigeria) por haber sido dado de baja por un dolor menor en la rodilla.