El consumo de asfalto vial alcanzó un nuevo récord histórico al llegar en los primeros once meses del año a 573.073 toneladas, por el impulso de la obra pública, informó ayer el Ministerio de Transporte.

La cifra supera el anterior máximo histórico que se había alcanzado en 1998, cuando en todo ese año se consumieron 555.836 toneladas.

"Los avances del plan de infraestructura que lleva adelante el Ministerio de Transporte es uno de los factores que más influye en el crecimiento sostenido del consumo de asfalto vial", afirmó esa cartera en un comunicado.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, afirmó: "Estamos transformando la infraestructura de la Argentina como nunca antes y el haber alcanzado solo en 11 meses el mayor consumo de asfalto de la historia de nuestro país así lo demuestra".

"Tenemos un país creciendo, un país con más empleo, un país con rutas más seguras, un conurbano con menos calles de tierra. Le estamos mejorando la calidad de vida a la gente, haciendo las obras que hay que hacer", añadió el funcionario.

En este momento en todo el país hay más de 1.200 km de autopistas en construcción, ya se terminaron casi 300 km, se pavimentaron más de 1.300 km de rutas y se están rehabilitando más de 11.000 km.

En noviembre se consumieron un total de 66.254 toneladas, superando el ultimo récord de octubre cuando se consumieron 63.500 toneladas.

El anterior máximo se había registrado en agosto pasado, con 60.242 toneladas, que a su vez había superado en un 13% el anterior récord de marzo de 2017 cuando se llegó a las 53.466 toneladas.