Un movimiento que comenzó en las redes sociales pidiendo en tono irónico la secesión de Barcelona y Tarragona del resto de Cataluña y su permanencia en España, para ridiculizar a los independentistas catalanes, denominado Tabarnia, se presentó ayer en forma de plataforma cívica para "enfrentar" al independentismo.

Tabarnia es el nombre de una parte del territorio de Cataluña propuesto por la organización Barcelona is not Catalonia (también llamada Plataforma por la Autonomía de Barcelona), que pretende crear una nueva comunidad autónoma española uniendo varias comarcas de las costeras Tarragona y Barcelona, de las que deriva su nombre.

"Llegaremos tan lejos como quieran llegar los independentistas. Si hay otra Declaración Unilateral de Independencia actuaremos para que Tabarnia sea una realidad", dijeron sus promotores, quienes anticiparon que lo que comenzó como un movimiento social y mediático se constituirá en una plataforma.