Antes de que comiencen las sesiones ordinarias, el Gobierno definió que este año avanzará con la reforma política que incluye a los proyectos de ley de financiamiento de los partidos políticos y la boleta electrónica.

Durante un seminario en la Casa Rosada, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, adelantó ayer que próximamente presentarán un proyecto de ley de financiación de los partidos políticos que castigue el "clientelismo" y "transparente" las campañas electorales. Fuentes allegadas a la cartera no brindaron detalles sobre cuánto ingresará la iniciativa, pero confirmaron que será por la Cámara de Diputados.

A horas de que se inicia el período legislativo, la atención está puesta en el debate sobre la despenalización del aborto, que adelantan llevará por lo menos dos meses antes de ir al recinto. Sin embargo, el Gobierno no deja de lado sus propios proyectos que viene impulsando desde el inicio de la gestión. La reforma política había quedado frustrada en los planes del oficialismo luego del rechazo de una gran cantidad de gobernadores peronistas a finales de 2016. El año electoral legislativo dilató la idea de avanzar con esas iniciativas. Desde el Gobierno quieren que el paquete de reformas salga sí o sí este año para poner en funcionamiento en 2019, en coincidencia con otro año electoral.

Uno de los puntos del discurso de Macri ante la Asamblea Legislativa será destacar la importancia de las modificaciones de las leyes electorales. Según pudo saber este diario, el proyecto de ley de financiamiento de partidos políticos tendrá seis ejes que buscarán mejorar la transparencia de las agrupaciones y de las campañas. Varios temas del proyecto traerán debate y el rechazo de la oposición, como la bancarización del régimen de aportes que hasta ahora se hacía en efectivo. También se pedirá la habilitación de los aportes de empresas a las campañas electorales, algo que está prohibido por la ley 26.215 aprobada en 2009. El registro de aportes y gastos deberá realizarse en tiempo real. Otro de los puntos será el registro de proveedores de bienes y servicios para las campañas; y la ampliación del período de campaña manteniendo plazos para publicidad audiovisual. En cuanto a los aportes extraordinarios, habrá restricciones para los partidos sancionados.

Las reformas fueron presentadas ayer en una jornada con funcionarios nacionales, especialistas en la materia, legisladores nacionales y provinciales; y el presidente de la Cámara Nacional Electoral, Alberto Dalla Vía.

En paralelo, la Casa Rosada buscará impulsar otro proyecto en materia electoral: la Boleta Unica Electrónica, que tiene media sanción en la Cámara de Diputados y que había sido frenada por el PJ en el Senado en diciembre de 2016.

Uno de los ejes también controvertido fue cuando se planteó la necesidad de eliminar o modificar las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). "No están en la agenda estos cambios", aseguraron fuentes oficiales.