Si la jugada sale mal, saben que lo único que habrán conseguido es agrandar la figura de quien calculan podría restarle 6 o 7 puntos a la alianza Juntos por el Cambio en los comicios nacionales. El temor a que el candidato a presidente del frente Despertar, José Luis Espert, ponga en riesgo el triunfo del mandatario Mauricio Macri es la principal razón por la que desde el Poder Ejecutivo nacional trabajan a contrarreloj para bajar su postulación, aún cuando el economista manifestó en varias oportunidades que no desistirá de su propósito, en medio de denuncias contra el oficialismo.

La preocupación y las dudas por lo que finalmente hará Espert resuenan en muchos de los despachos de la Casa Rosada. La leve mejora del jefe de Estado en las encuestas, por el momento, no alcanza para asegurarse el pasaje a la segunda vuelta, razón por la que cada punto resulta vital en pos de garantizar la continuidad de la coalición gobernante en el poder. "A nosotros nos sacan votos Lavagna, pero también Espert y Gómez Centurión. Necesitamos esos votos tanto en la primera vuelta como en el balotaje", explica a BAE Negocios un funcionario nacional.

Sin embargo, no todos en la administración central están conformes con los artilugios que se llevaron adelante para correr al hombre que busca erigirse como el principal referente del liberalismo en la Argentina. La decisión de haber cooptado a Alberto Asseff, el apoderado de UNIR, el partido que era parte del frente Despertar, fue cuestionada ayer en la reunión de Gabinete por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que se sorprendió al enterarse que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, -que estuvo ausente debido a que está en China en el marco de una misión oficial- fue quien le ofreció al actual legislador del Parlasur el puesto número 11 en la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires y no el candidato a vicepresidente del oficialismo, Miguel Ángel Pichetto, como se dejó trascender, aún cuando se quedó con la foto, un pedido del propio jefe de ministros.

"Acá hay un intento deliberado para que no pueda competir", aseguró ayer Espert en declaraciones radiales, en alusión a la supuesta alteración de los números de documento de la lista de candidatos de su espacio político presentada el sábado último ante la Junta Electoral bonaerense. Y agregó: "El Gobierno hace rato que está tratando de que no compita".

Un rato después de esas declaraciones, desde el partido UNIR solicitaron formalmente a la Justicia Electoral retirarse de la alianza que encabeza Espert, por lo que la decisión de si el economista será candidato a presidente o no está en manos de la jueza electoral María Romilda Servini.

Algunos dentro del Ejecutivo nacional admiten que el miedo a perder en la primera vuela es tal que eso se trasladó al armado de listas en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, donde Macri y Peña tuvieron más injerencia de la esperada. "La bonaerense es la lista de la derrota. María Eugenia puso a todos candidatos suyos, ciento por ciento leales, por si llega a perder", apuntaron desde el ala política del Gobierno nacional, sector que quedó herido luego de que el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, fueron marginados al momento de decidir los postulantes de las boletas.

Monzó y Frigerio apenas lograron que el vice ministro del Interior, Sebastián García de Luca, quede en el noveno lugar en la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, muy lejos del tercer puesto que le habían prometido, pero al menos debajo de Asseff. Con el visto bueno de Peña, la decisión fue de la gobernadora, que mantiene hace tiempo una mala relación con el jefe de la Cámara Baja, que a estas alturas ya entendió que la supuesta "peronización" de la alianza gobernante de la mano de Pichetto no fue más que un golpe de efecto.

Ver más productos

María de Jesús Buen Pastor, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a beata María de Jesús Buen Pastor

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos