La Armada reiteró que “no se descarta ninguna hipó- tesis” en la búsqueda del ARA “San Juan”, que se perdió el miércoles con 44 tripulantes a bordo, y señaló que no hay “clara evidencia” de que las siete llamadas satelitales fallidas hayan sido realizadas desde el submarino, que tenía previsto arribar ayer a su base en Mar del Plata.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, confirmó que aún “no se ha tenido contacto o detección ni visual ni radar con el submarino” y que “las condiciones meteorológicas siguen siendo muy adversas” para su búsqueda, con olas de hasta seis metros y vientos fuertes “de temporal”. La búsqueda se centra en una zona rectangular-horizontal al sudeste de Península Valdés, a 430 kilómetros de la costa, dentro de la plataforma continental argentina.

“Recién esperamos que para el martes mejore el clima y sea más efectiva tanto la exploración aérea como marítima”, indicó Balbi, aunque advirtió que hay 10 aviones y 11 buques que se turnan en el área de exploración.

“Evidentemente se está haciendo muy difícil dar con el submarino con este temporal”, lamentó Balbi y aseguró que “no se descarta ninguna hipótesis”. En tanto, valoró que ‘por suerte’ se pueda seguir con la exploración aérea y precisó que ya se revisó el 80% del área delimitada.

Según establece el protocolo de la Armada, en caso de perder comunicación con su base, el submarino debería haber salido a superficie.

Entre los equipos desplegados hay dos aviones de la Fuerza Aérea de Estados Unidos con apoyo del personal de las fuerzas de seguridad argentinas.

“El buque (británico) MHS Protector está haciendo la trayectoria que tenía previsto el ARA San Juan hacia el puerto de Mar del Plata, donde debería haber llegado hoy” (por ayer), precisó por su parte el jefe de la base naval de Mar de Plata, Gabriel González.

“Está realizando el mismo camino que el submarino tenía previsto, tiene muy buen alcance y prestaciones”, aseguró el jefe de base naval. Chile, Uruguay, Brasil, Perú, Francia, Inglaterra y Estados Unidos “pusieron a disposición materiales y recursos humanos” para la búsqueda, aseguró además Balbi, y comentó que “la idea es ir planificando la ayuda”.

En cuanto a las siete llamadas fallidas registradas por la Armada, las autoridades de esa fuerza advirtieron que “no está confirmado” que “hayan partido desde el ARA San Juan”.

  • Era “una navegación normal”

El padre del Franco Espinoza, un tripulante jujeño del ARA San Juan,manifestó ue había “una navegación normal” hasta que se perdió contacto con el submarino y manifestó la “preocupación” de la familia, que espera recibir “noticias positivas” sobre la búsqueda.

“Los familiares estamos todos preocupados y ojalá lleguen novedades positivas. Esta es la tercera vez que mi hijo salía a navegar en el ARA San Juan, que estuvo en reparación hasta 2014 para luego ser llevado a Mar del Plata”, reseñó Alberto Espinoza, padre de Javier, uno de los 44 tripulantes del submarino.

El hombre dijo que su hijo está radicado desde hace cinco años en Mar del Plata, donde vive con su esposa, Andrea, y su hija Bianca, de 5 años.

“Javier es buen hijo (el segundo de seis en total), siempre aspiró a crecer. En 2003 se recibió de técnico en electrónica -contó- pero él quería seguir una carrera militar”.