Arranque de semana con encuentro de mesa chica para la CGT de cara al paquete de reformas. Desde las 13 en UPCN, con Andrés Rodríguez, el titular de ese sindicato como anfitrión, hay abundancia de temas para considerar entre los triunviros y algunos dirigentes de Azopardo. "Este encuentro estaba acordado mucho antes de que se convocara la marcha del miércoles contra la reforma", expresaron fuentes de la conducción cegetista a BAE Negocios. No obstante va de suyo que la movilización en la que confluyen la Corriente Federal (CFT), Camioneros, CTA y otros sectores será parte del análisis que se realizará en UPCN.

Los trazos básicos de la mirada coyuntural de la CGT parten de una consideración que ya expresara este diario: "la solución" al desafío por el cual presiona la administración Cambiemos es "política" y no sindical. Más allá de que varios referentes obreros juren que están dejando el mejor esfuerzo para que el impacto sobre los trabajadores sea el menor posible. Incluso apoyados en la poca participación de la dirigencia sindical en las candidatura de las legislativas y el respaldo que logró con el 42% el Ejecutivo. Es que la dirigencia sindical considera que la estrategia que blanqueó alguna vez Esteban Bullrich, como ministro de Educación, "disparar varias iniciativas, dispersar la atención sindical en alguna de ellas y que otras vulneren la resistencia", tiene pleno ejercicio y vigencia desde la Casa Rosada.

En la previa a la reunión de UPCN hay quienes consideran que podría darse "luz verde" a la convocatoria de un Comité Central Confederal para debatir el paquete de reformas, con los capítulos laboral y previsional en destaque. Eso viene reclamando la CFT mucho antes del encuentro que llevaron adelante en Luján hace una semana. Respecto del análisis punto por punto de la reforma laboral con algunos tonos de neta influencia brasilera, la CGT considera que logró poner a resguardo varios ejes fundamentales. Lo han dicho sus voceros, lo reseñó este diario en un punteo que Azopardo detalló respecto a varios puntos.

También a la mesa chica le corresponde sobrellevar en una semana importante para el debate de las modificaciones en el Trabajo, el faltazo del Papa Francisco al encuentro sindical en el Vaticano el viernes pasado. Allí los cegetistas y representantes de organizaciones varias, tuvieron que conformarse con la lectura de un mensaje del ex cardenal Bergoglio, el cual tuvo sustantivos y adjetivos fuertes, pero no evitó sin embargo lamentos y disgustos para quienes cruzaron el Atlántico esperando una poderosa foto con su Santidad. A los tragos duros de asimilar en el reciente Coloquio de IDEA en Mar del Plata, cuando la alta estirpe del empresariado, con asistencia casi perfecta, no ahorró en metáforas para expresar al amparo del modelo económico que muchos males tienen génesis en el sindicalismo. Los dirigentes de la CGT, aún en divisiones interminables y eternas, no dudan que la última frontera contra las reformas es precisamente el movimiento obrero, y se aplica el plural en lectura al escenario completo. En estas instancias, aún discutible, se repite una reflexión de varios dirigentes entre las paredes de Azopardo: "mire haremos lo posible para que no avancen los perjuicios. Pero hoy (el Gobierno) tiene el rebenque que los votos les han dado. Es decir la gente".

  • La resistencia apunta a poner en marcha una Multisectorial

Decretada para el miércoles la marcha al Congreso junto a las CTA de Hugo Yasky y Pablo Michelli con apoyo de los Camioneros de Pablo Moyano, la Corriente Federal (CFT) considera que más que una CGT Luján -por el encuentro del lunes pasado- se sentaron bases ya para una Multisectorial. El docente Horacio Ghilini (Sadop), que en sintonía con a Sergio Palazzo (Bancarios) y Héctor Amichetti (Gráficos), le destacó a BAE Negocios que la reunión mantenida en esa localidad bonaerense superó las expectativas “por federalismo y militancia” de no solo los sindicatos que asistieron, la cita también abarca a dirigentes políticos y legisladores.

Ghilini, de aceitada relación con la Iglesia y por ende el Papa Francisco minimizó que no hayan sido recibidos por su Santidad en la reciente visita a Roma. “Fue un encuentro de alto nivel, tanto por los asistentes como en conclusiones, Francisco tenía problemas de agenda que incluyeron su viaje a la India”, manifestó. El referente de la CFT tampoco aceptó que haya “fi suras” en ese sector respecto, sobre todo, de la influencia de Cristina Fernández.

Destacó que la convocatoria del miércoles a las 15 frente al Congreso, concreta el “absoluto rechazo” a las iniciativas de reforma. El docente es histórico referente del Núcleo MTA que tuvo gravitación en la resistencia sindical de los 90 y la creación de la CGT al mando de Antonio Caló en 2012. “Nuestra idea es que la CGT se unifique detrás de una agenda programática y un plan de lucha. pero esta exigencia puede ser rechazada por algunas organizaciones”, consideró respecto de la histórica diáspora sindical. Sobre la consulta de si un arco gremial con tantas divisiones y subdivisiones frente a un modelo fortificado en las últimas elecciones como el que desarrolla Cambiemos recordó “nuestra oposición es frente al modelo económico, por la senda del ejercicio democrático. Napoleón recordaba aquello de que las victorias suelen tener un centenar de padres y la orfandad hace gala en las derrotas. Pero el MTA, el Núcleo seguirán con su misión, honrosa por cierto, de resaltar un modelo inclusivo y nacional para los trabajadores y la Nación”. Sobre esos mismos principios, tanto Ghilini como otros dirigentes de la CFT sustentaron en la etapa kirchnerista una Alianza Estratégica para el Trabajo, la Producción Nacional y el Desarrollo. Allí confluyeron incluso empresarios y pensadores nacionales que continúan por esa senda, destacó.