Sobre las brasas de una víspera alocada en el país, la CGT salió al cruce de la alternativa de que se aprobara la reforma previsional por un decreto de necesidad y urgencia (DNU) y reiteró que hará un paro por 24 horas si se concreta esa idea. Y en caso contrario, como se verificaba al cierre de esta edición, su conducción se volverá a reunir hoy "para resolver el curso a seguir". Fuentes de Azopardo le recalcaron a BAE Negocios que esa central "está compacta" respecto al escenario de la reforma previsional.

Anoche tras la reunión del consejo directivo, que fue convocada de urgencia los triunviros Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña remarcaron en conferencia de prensa que el estado de alerta del movimiento obrero es "permanente".

Daer precisó que la CGT "va a esperar a ver que sucede y sería lamentable que cuando la política del Congreso les dijo no a este reforma se utilice el DNU para generar este acto de sustracción de los salarios a los jubilados". Va de suyo que la central considera que "la pelota en este momento la tiene el Gobierno", si bien en la víspera la represión desatada en Congreso y adyacencias, alejó por primera vez en semanas el fuerte impacto que asimilaron los sindicatos con la victoria electoral de Cambiemos"

Daer considero que la reforma previsional hace blanco en "los sectores que menos tienen, los más vulnerables", y es prioridad que los mismos no sean afectados. La CGT expresó el repudio de la central sindical a la represión desatada por la Gendarmería y fuerzas policiales en Congreso.

Es sabido que dentro de Azopardo hay un eje de análisis sobre el paquete de reformas que impulsa el Ejecutivo, la ecuación se reseña en considerar que "no se pueden pedir soluciones sindicales cuando los problemas son respecto de decisiones políticas".

Si bien el tópico abre un debate amplio, con solo recordar el vigor con el cual enfrentaron la quita salarial por Ganancias, injusta y todavía vigente, la coyuntura les abre un marco complicado para pulsear con la Casa Rosada.

También al cierre de esta edición los jefes gremiales evaluaban la alternativa de que el oficialismo, "habiendo amagado con un DNU", intente retomar el debate en el recinto, no en ejercicio de cuestiones filosóficas o de dogma político, sino fortificadas en el cálculo matemático en cuanto a que "le dan los números" para la aprobación.

En un escenario inflamable y con la mira en los movimientos de figuras claves de Cambiemos como también en su frente interno, el cual incluye la presión de la Corriente Federal (CFT) para sostener la medida de fuerza dispuesta contra el ajuste a los jubilados, hoy habrá reuniones de mesa chica/ampliada para considerar cada movimiento dentro de un escenario con voltaje sostenido.