El análisis del país que llevaron adelante en Uocra preocupó tanto a la CGT como al FMI. La misión del Fondo, liderada por el italiano Roberto Cardarelli, se reunió con la central obrera, que mostró las "críticas al programa económico". La mesa chica de Azopardo le pidió al organismo rever las metas de cumplimiento o, caso contrario, no descartan medidas de acción gremial en el corto tiempo.

En la sede de la construcción ubicada en avenida Belgrano al 1800, debatieron, por más de una hora, líderes sindicales y la misión del Fondo, encabezada por el economista Cardarelli. "Todos estamos preocupados por la situación económica", fue el resumen del italiano. Optimista por lo que vendrá, vaticinó "posibles riesgos".

Y lo propio entendió la CGT, que ayer estuvo representada en el anfitrión, Gerardo Martínez, Enrique Salinas ( UOM), Julio Piumato (Judiciales), Héctor Daer (titular de la central), Andrés Rodríguez ( UPCN), Roberto Fernández ( UTA), y Sebastián Maturano, de La Fraternidad.

El reclamo central de los gremialistas fue la "revisión de metas" porque "este costo económico y social, gane quien gane las próximas elecciones, no está asegurada la gobernabilidad", aseguraron desde Azopardo.

“Todos estamos preocupados por la situación económica”, sorprendió Cardarelli

El escrito formal de la Confederación General del Trabajo "rechazó la política de ajuste permanente", a la vez que mostró "preocupación por la pérdida del poder adquisitivo del salario, tanto de trabajadores activos como pasivos, por efecto de la inflación, deteriorando gravemente la situación social". Eso llevó a Daer, en comunicación con "Pasaron Cosas" (Radio con Vos) a hablar de un paro "indefectiblemente".

"La pérdida de puestos de trabajo en un contexto de recesión económica y caída de la actividad industrial, agrava la desigualdad y potencia los conflictos", apuntó la CGT.

Según detalló Daer, "el FMI reconoce que ven el deterioro del empleo y se asombran con la inflación de enero", por lo cual "tienen que permitir un mayor déficit para que el Estado pueda cubrir las situaciones sociales más extremas".

Ante esos puntos, en los pasillos cegetistas ven como "latente la reacción sindical". Así, no descartaron próximas medidas de acción gremial.

El comunicado, firmado por el Consejo Directivo de la CGT, disparó que "mientras el país se deteriora el mercado financiero florece como nunca antes en los últimos años. Por ello planteamos a los delegados del FMI, que debemos revertir el programa de ajuste económico y social sobre el pueblo argentino y estimular políticas de desarrollo que alienten el crecimiento industrial y comercial del país. Generando condiciones de desarrollo sustentable".

En línea con lo dicho por Dante Sica -el ministro de Producción y Trabajo le garantizó a gremios transportistas que no habrá Ley de Reforma Laboral en el 2019- el organismo comandado por Christine Lagarde dejó trascender que "un mercado laboral demasiado rígido es malo, pero demasiado flexible también".

"Cualquier reforma estructural es más viable en un marco de crecimiento económico, y requiere de consensos políticos, sino está destinada al fracaso", piensan en el FMI.

Ver más productos

San Jerónimo Ranuzzi, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Jerónimo Ranuzzi

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos