El ex gendarme Juan Miguel Méndez y el ex policía federal Juan Carlos Chacra, fueron condenados ayer a las penas de prisión perpetua por haber participado en 18 homicidios cometidos durante la última dictadura en el circuito comprendido por los centros clandestinos de detención Club Atlético, Banco y Olimpo (ABO).

El juez Rodrigo Giménez Uriburu anunció que el TOF 2 había establecido que los crímenes investigados eran de "lesa humanidad", por lo tanto imprescriptibles.

Por esos crímenes, también fueron condenados a 25 años por ser considerados coautores de privación ilegítima de la libertad, los ex policías Carlos Lorenzatti, Gerardo Arráez y Eduardo Cruz y el ex agente del Servicio Penitenciario Federal, Héctor Marc. Una condena de 15 años, recayó por su parte sobre el ex integrante del Ejército, Alfredo Feito, en tanto que resultaron absueltos los ex policías Raimundo Izzi y Ricardo Valdivia.