El juez federal de La Plata Ernesto Kreplak formalizó el pedido de extradición del sindicalista Marcelo Balcedo desde Uruguay, donde está detenido, solicitud que incluye la repatriación de los bienes por los delitos que haya cometido en Argentina.

Antes de concretar ese trámite, el magistrado había girado la documentación a la oficina de Cooperación Internacional de la Procuración de la Corte de la Nación y a la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), a fin de obtener asesoramiento de esos organismos en la solicitud de extradición.

Para tal requerimiento, el juez se basó en los pedidos de la fiscal Ana Miriam Russo (subrogante de la Fiscalía Federal Nº 1 de La Plata) y de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

Balcedo; su esposa, Paola Fiege, y su presunto testaferro Mauricio Yebra son investigados por lavado de activos, cometidos en el marco de una asociación ilícita.

El mismo magistrado dictó ayer la inhibición general de bienes de Balcedo, infomaron fuentes judiciales citadas por la agencia Télam.

"Los activos que la organización habría puesto en circulación en el mercado formal, a través de múltiples operaciones, provienen de diversos hechos ilícitos, entre los que se encuentra la administración fraudulenta de los fondos pertenecientes al Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación (Soeme)", precisó el escrito de la fiscalía.

Para la Justicia, Balcedo y sus colaboradores lavaron decenas de bienes, entre ellos autos de lujo, chacras y terrenos en zonas exclusivas de Uruguay; una casa en el country Abril; embarcaciones, y dinero en efectivo.