La Justicia frenó la prórroga de la concesión del cerro Catedral. La empresa Catedral Alta Patagonia (CAPSA) de Vía Bariloche, propiedad de la familia Trappa, tenía vigente la concesión hasta 2026 y el intendente Gustavo Gennuso no podrá firmar la prórroga hasta el 2056, como tenía previsto.

La prórroga fue aprobada a principios de abril por vía directa, sin licitación pública, por la mayoría en el Concejo Municipal, con el voto de los concejales de Juntos Somos Bariloche y Pro, y el rechazo del Frente para la Victoria. Incumplía todas las normas vinculadas a cómo el Estado debe contratar, nueve años antes de que termine el vínculo actual.

En los últimos días, organizaciones y vecinos autoconvocados también presentaron 3.354 firmas para avanzar en un referéndum en contra de la prórroga.

Ayer, la cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Minería hizo lugar al planteo formulado por legisladores y concejales del FpV y resolvió suspender cautelarmente todo lo actuado por la Municipalidad.

El fallo resuelve anular, de hecho, todo lo realizado tanto por el intendente Gustavo Gennuso como por el Concejo Municipal a favor de CAPSA para la renovación contractual.

A esta presentación se suma el recurso de amparo presentado por diferentes organizaciones en la Cámara Civil, entre otras medidas que intentaron frenar la prórroga.