El juez nacional Raúl Horacio Ojeda, a cargo del Juzgado Nº 72 puso freno a la "purga" de 500 gremios motorizada por el Gobierno. Se trata de una medida dispuesta por el magistrado tras una presentación del Sindicato de Guardavidas de Buenos Aires, que suspendió la aplicación de la disposición 17-E/2017 del ministerio de Trabajo.

La petición de esa organización sindical solicitaba "el dictado de una medida cautelar consistente en la suspensión provisoria de la disposición de la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales hasta tanto recaiga sentencia definitiva en la acción que oportunamente se interpondrá.

El juez entendió que el sindicato, que según trascendió se encontraba la nómina con el sindicato de Jaboneros, de Energía Atómica, de Música, Artistas de Chaco, el de Turf, radicado en Córdoba y la Asociación de obreros y empleados de maltería Hudson, entre otros, tenía argumentos suficientes para reclamar y accedió a dar efecto suspensivo.

Además requirió mayor información por parte de la cartera que comanda Jorge Triaca, en un plazo de cinco días, para luego tomar un decisión definitiva sobre el fondo del asunto en cuestión.