La Junta Directiva de la UIA, conocida como la mesa ampliada por la participación federal de los representantes de la industria argentina, llamó a poner en marcha una "articulación de los consensos necesarios" en materia energética, y reclamó un plan "previsible, equilibrado y sustentable". Ante la crisis que generó en las fábricas los tarifazos, un informe interno desnudó que los costos dejaron sin competitividad a la producción local al punto que las comparaciones llegan a duplicar las tarifas que se pagan en el país.

La alerta de la situación energética convivió ayer con un planteo de alarma sobre las situaciones que atraviesan sectores sensibles, de alto efecto en el empleo local, como los textiles, confección y calzados. La caída del consumo y la nula competitividad por el costo argentino llevó al extremo de la supervivencia a estas ramas, según señalaron en el salón Petibirí de Avenida de Mayo 1147.

El Departamento de Energía de la UIA realizó ayer una presentación sobre los "distintos aspectos que modifican la ecuación de los costos industriales". Allí se hizo foco en "el impacto que el nuevo cuadro tarifario tiene en la demanda industrial, especialmente en el sector Pyme, donde la reducción de subsidios tiene como contrapartida el incremento acelerado del costo energético, tanto en gas como electricidad, por encima de los cuadros tarifarios vigentes en los principales socios comerciales".

De acuerdo al paper, que la UIA le presentará al Gobierno en una inminente reunión, el costo de pozo del gas -por ejemplo- es de u$s 4,86. Entre ese punto y la llegada a las fábricas, el precio casi se duplica: u$s 9,16. Lejos está el gasto que tienen las fábricas en países de la Región y principales competidores de los productos argentinos. El caso comparativo que los industriales realizaron in situ en la Junta fue con Estados Unidos, en donde el precio final del gas es "prácticamente el mismo que se paga por el de pozo en la Argentina".

"En los países que priorizan la industrialización como economía tienen tarifas diferenciales para las fábricas. Es fundamental comprender lo que decía (el expresidente Arturo) Frondizi: si no hay energía, no hay industria. Acá parece que se la toma como un commoditie y se impuso el modelo de distribuidoras grandes e industrias chicas, cuando la energía es un servicio, y no un bien final", resumió a BAE Negocios uno de los integrantes de la mesa grande industrial sobre la puesta en común entre los empresarios sobre la crisis sectorial.

Ante este escenario, la Junta Directiva emitió un comunicado de prensa en donde "volvió a señalar como prioritaria la articulación de los consensos necesarios en la materia, en función de tratarse del único modo de generar un plan energético previsible, equilibrado y sustentable, tanto para la oferta como para la demanda".

Hubo tiempo para marcar la "preocupación por la actualidad de diferentes ramas industriales", e hicieron foco "en la situación de ramas intensivas en trabajo -textil, confecciones y calzado, entre otros". "Entre las iniciativas para contrarrestar la coyuntura, se señaló como necesaria la implementación de un conjunto de medidas que dinamicen la actividad".

Los industriales apuestan, a pesar de los reclamos, a lograr instalar la agenda "en las mesas sectoriales que se están integrando entre las autoridades del Gobierno Nacional y los distintos sectores industriales".

Ver más productos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

Ver más productos