La CGT puso el acento sobre la pérdida de empleo respecto a casos puntuales como Fabricaciones Militares, TDA, Ingenio Ledesma, Calzados Grimoldi y Vasalli entre otros. "El 2017 no terminó de la mejor forma para los trabajadores. Y el 2018, empezará aun peor para muchos de ellos que ya no tendrán su fuente de ingresos para sus familias", enfatizaron.

Además de evaluar puertas adentro la paralización y ajuste en la obra pública -post elecciones- que verifican en casi 180 días sin que se suscriba un certificado oficial de ese rubro. El primer ángulo fue a través de un comunicado y el análisis micro desde fuentes a BAE Negocios, remarcan también el "liquid paper" automático al presupuesto que resumió el "cambio" de metas inflacionarias, un escenario que no desconoce la conducción de Azopardo.

"En el caso del sector público el achicamiento del Estado se hace no solo a expensas de sus destinatarios, esto es la población en general, sino de los propios trabajadores públicos que pierden sus empleos y con ellos ganan en la incertidumbre de su porvenir", exaltó el texto que rubricó ese Consejo Directivo. A esta altura la acotada existencia del triunvirato que integran Juan Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer los exime sin embargo de algunas cuitas facturadas por otros sindicatos que se escudan en el clásico "haz lo que yo digo pero no lo que yo hago". El último paro sin paro post reforma previsional habla por sí solo.

Sobre números que también analizan en Azopardo están las cifras del Indec, sobre distribución del ingreso: el 45% de los asalariados registrados cobra menos de $ 15.000 mensuales. Otro tópico coloreado con flúo es que el salario real del sector privado volvió a crecer en el tercer trimestre pero está un 5,7% abajo del tercer trimestre de 2015

Y en octubre el empleo registrado en la industria manufacturera no cayó en la comparación con el mes anterior. Es la primera vez que pasa desde septiembre de 2015, dato que realzó el ministerio de Trabajo de la Nación en la presentación de los datos a la que este medio asistió.

La leve mejoría en registro de trabajadores, corre severo riesgo de ser licuada por la tormenta inflacionaria que avecinan los incrementos de servicios y transportes, a la par del techo paritario que el Gobierno, de manual, no prevé construir con machimbre sino con hormigón. Los bancarios pueden dar fe.

Del escenario descripto también surge la simetría en análisis respecto a la actividad privada para la CGT y consideran que "hay actividades claramente afectadas por la importación descontrolada, la competencia desleal y la escasa política de defensa de las economías regionales, el empresariado vernáculo pretende aprovechar las oportunidades de lucro achicando costo. Y, para ellos, el trabajador es un costo. En todo sentido", sostuvieron sin apelar a metáforga alguna.

A horas de lo que aparece como un nuevo conflicto en Cresta Roja (ver nota abajo) más ajuste en la planta de estatales, la conducción de Azopardo manifestó su rechazo "ante los despidos incausados", se solidarizó con los gremios en lucha en cada actividad y rechazó "cualquier tipo de represión.