En una sesión que terminó en escándalo y que fue interrumpida abruptamente, el ministro de Finanzas Luis Caputo se refirió, además de a su vínculo con firmas off shore, a la situación de la deuda argentina, sobre la que afirmó que es "sostenible" en las condiciones actuales, aunque también dijo dejará de serlo si hubiera que mantener el ritmo de endeudamiento presente por los próximos años. Por otra parte, el ministro admitió que el país corre riesgo de exposición a juicios si no resuelve el conflicto legal de los cupones del PBI y no descartó establecer un límite de servicios de deuda como los que tienen las provincias.

En una presentación de 32 páginas, el ministro defendió el estado actual de la deuda al sostener que los pasivos en comparación con el producto bruto está en el orden del 30%, por debajo de los países de la región. En este sentido, ponderó otros indicadores que también, en la comparación con economías vecinas, son favorables al Gobierno: la cantidad de intereses de deuda que paga y las comisiones que abona a los bancos colocadores de los títulos públicos.

Al ser consultado sobre la posibilidad de efectuar la recompra del cupón PBI, Caputo explicó que todavía están trabajando los abogadores de la Procuración y del ministerio para que la decisión sobre la serie de crecimiento del PBI correspondiente al instrumento no tenga consecuencias legales ya que, dijo, "puede traer complicaciones" la decisión. "Si la ley dice que el empalme (de la serie) correcto es el que prefiere el mercado, nos van a pedir explicaciones acá, si es la que preferimos nosotros, nos van a iniciar juicios afuera", adelantó.

Respecto a los indicadores de sostenibilidad de deuda, el ministro no respondió una pregunta del diputado del Frente Renovador Marco Lavagna sobre cuáles son los indicadores alternativos al clásico deuda versus PBI. Tal como adelantó BAE Negocios la semana pasada, el nivel de deuda en dólares ya triplica la cantidad de exportaciones y se encuentra en sus niveles más altos en los últimos 13 años, de acuerdo a información oficial.

En otro tramo de su presentación, Caputo afirmó que busca eliminar la dependencia del financiamiento externo, objetivo que trazó para los próximos años, aunque contrastó el ejemplo de Brasil, que tardó una década en lograr financiarse enteramente en su mercado doméstico. Y sobre las comisiones pagadas a los bancos por la colocación de la deuda, Caputo afirmó que el país está pagando las expensas más bajas de la historia ya que incluso a fines de la década del 90 eran cercanas al 1% mientras que en la actualidad son de 0,12%. En ese sentido, las filminas que expuso el funcionario muestran que el país pago u$s63,1 millones desde 2016 y que el banco líder en colocaciones fue HSBC, que fue compensado con u$s11,8 millones por su rol de comprador inicial.

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos