A tres meses de la desaparición de Santiago Maldonado, cuyo cuerpo fue hallado el 17 de octubre en el río Chubut, su hermano Sergio reclamó “justicia por Santiago” y acusó a quienes buscaron “entorpecer y encubrir” la investigación.

Ante una multitudinaria manifestación en la Plaza de Mayo, que se repitió en plazas de todo el país, Sergio Maldonado afirmó: “no cuenten conmigo para sembrar odio”. Y aclaró que “desde el comienzo nuestro único reclamo ha sido la verdad y la justicia”.

“No quiero dejar de agradecer a cada persona que ha colaborado, apoyándonos en nuestra lucha”, remarcó, para luego reiterar su pedido: “justicia por Santiago”.

El obispo
El obispo de Bariloche, Juan José Chaparro, difundió un mensaje en el que expresó que Maldonado "fue un joven que encontró la muerte" por su solidaridad "con la causa del pueblo mapuche", que también reivindicó.

"Santiago era un joven con un gran sentimiento de solidaridad, en este caso, con la causa del pueblo mapuche. Por esto, encontró la muerte. Sea que se haya ahogado, o lo hayan forzado a eso, o lo que sea. La investigación de los peritos, ojalá, lo dirá", sostuvo Chaparro en su perfil de Facebook.
Reclamó "saber la realidad" y consideró que "el Estado debe poner todos los medios, investigar todo y a todos, escuchar y no desechar voces cualificadas; en fin, todo lo que fuere necesario para llegar a la verdad", y se sumó "a todos los que piden justicia".

Consideró que "todo lo que rodea y rodeó a esta terrible pérdida es muy enredado" y que "se utiliza este hecho y se tergiversan los acontecimientos para que triunfe la propia previa opción".

Instó también "a no perder de vista la vida tronchada de un joven en este tiempo que tantas cosas atentan contra la vida de nuestros jóvenes. Tantos que no pueden estudiar ni trabajar, tantos víctimas de la droga que mata, tantos que no tienen la acogida y acompañamiento que merecen".

Advirtió que no justifica ninguna acción violenta y se consideró "cercano a Santiago" por pensar que, "como Nación, tenemos una deuda histórica con los pueblos preexistentes, sus derechos, cultura, historia, lengua, religión, y esto a lo largo y ancho del país".

"Por supuesto, (los pueblos originarios) no fueron los únicos en sufrir, antes y ahora, de diversas maneras, injusticias y expoliaciones, pero tiene que ver con el presente hecho que nos ocupa", expresó el obispo.

Destacó que su opinión es la de un "ser humano, ciudadano, cristiano y también pastor de la comunidad católica" sin sentirse "la única voz, ni siquiera en esta Diócesis, ya que pueden existir diversas opiniones, y de hecho, muchos la dan".

En su mensaje, Chaparro también incluyó su dolor por desapariciones resonantes de la región, como la del trabajador salteño Daniel Solano en 2011, a partir de su detención por parte de la policía rionegrina en un boliche de Choele Choel, y del secuestro del policía Lucas Muñoz, en 2016, quien fue ultimado y arrojado en el Alto de Bariloche un mes después.

"Ojalá que la Justicia traiga su palabra. Que este triste momento y, sobre todo, esta muerte tan sentida por todos no sea estéril en la historia de nuestro pueblo. Como cristiano pido a Dios especialmente por sus familiares y por una verdadera paz, basada en la justicia y la verdad, y en el respeto por la vida", afirmó.

Marchas en todo el país
Representantes de organizaciones de derechos humanos, políticas y gremiales, junto a vecinos de diferentes ciudades del país, marcharon este miércoles en reclamo de justicia por Santiago Maldonado, quien fue hallado muerto en el río Chubut, tras haber estado desaparecido 78 días, luego de que la Gendarmeria desalojara el 1 de agosto un corte en la ruta N°40. 

Además de la marcha central en Plaza de Mayo donde participó la familia del joven tatuador, también hubo manifestaciones sin incidentes en la ciudades de Rosario (Santa Fe), Río Gallegos (Santa Cruz), Ushuaia y Río Grande (Tierra del Fuego), Viedma, Bariloche y El Bolsón (Río Negro), Mar del Plata y La Plata (Buenos Aires), Neuquén, Salta, Mendoza, Córdoba, Jujuy, Catamarca y Paraná (Entre Ríos). 

En Catamarca, hubo dos marchas simultáneas, ya que por un lado protestaron organismos de derechos humanos, mientras que la otra columna fue encabezada por militantes del Partido Obrero.