Mientras la discusión por la Ley de Presupuesto entró en su momento más caliente, otro debate asoma en el Congreso: el de la ley de Financiamiento de Partidos Políticos. En julio, en el contexto del escándalo de los aportantes truchos, el Ejecutivo había enviado a Diputados un proyecto de actualización de la ley 26.215 (de 2006). Sin embargo, el asunto se estancó con el estallido de la causa de los cuadernos. Ahora, con el año electoral en ciernes, la posibilidad de la discusión comienza a reflotarse.

Los ítems básicos en discusión son dos. El primero genera consenso en todo el arco político: la bancarización obligatoria de los aportes privados a partidos, para terminar con contribuciones irregulares como las que recibió la campaña electoral bonaerense de Cambiemos en 2015 y 2017. Es este el punto madre que llevó al Ejecutivo a presentar su proyecto, pero también convergen aquí el kirchnerismo, el Bloque Justicialista y el massismo.

Sin embargo, hay una segunda cuestión que sí genera discordia entre las diferentes fuerzas, y que fue uno de los causales del freno al tratamiento de la ley: la habilitación a empresas a realizar aportes para campañas electorales, prohibidas desde 2009 a raíz del caso de la efedrina que afectó la campaña presidencial de CFK de 2007. Actualmente, la ley permite aportes de personas jurídicas pero sólo para el desenvolvimiento institucional de los partidos.

Cambiemos propone dar luz verde a este punto, regulando un tope máximo de aporte por empresa del 2% respecto del total de la campaña. Aunque nieguen estar desvelados por este asunto, su apoyo es claro: está incluido en un proyecto que los senadores oficialistas Ángel Rozas y Pedro Braillard Poccard presentaron en la Cámara alta a mediados de octubre. Y también, por supuesto, en el proyecto original que Macri envió a Diputados en julio. El tratamiento del proyecto de Silvia Lospennato, que incluye solo la bancarización, fue descartado por un diputado oficialista. Con el Gobierno coincide aquí Miguel Ángel Pichetto, quien presentó su propio boceto en el Senado a principios de mes.

El kirchnerismo se ubica en la vereda opuesta. Agustín Rossi, jefe del bloque K en Diputados, afirmó a este diario que, de darse el tratamiento, apoyarán el proyecto presentado por Máximo Kirchner en marzo, que suprime el aporte electoral de empresas para que, en cambio, sea el Estado el principal financiador. También declaró contra las contribuciones en campaña de personas jurídicas la presidenta del bloque massista en la Cámara baja, Graciela Camaño (quien presentó un proyecto propio), mientras que el FIT ingresó otro boceto que coloca al Estado como financiador único. Así y todo, quizás el principal escollo para Cambiemos venga de la propia tropa, ya que también se ha manifestado contra los aportes empresariales la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió.

Tiempos

Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos y uno de los elaboradores del proyecto del Gobierno, afirmó a BAE Negocios que espera "poder tratar el tema antes de fin de año" y confirmó que intentarán avanzar primero por la Cámara en la que vean más chances de aprobación. A priori, esta parece ser el Senado. Es que allí el oficialismo evaluaba apoyar el proyecto de Pichetto, por lo que el nuevo boceto presentado por Rozas y Braillard Poccard podría recibir el apoyo del Bloque Justicialista, que el rionegrino lidera. Aun así, no parece haber urgencia en el tratamiento: desde el entorno de Luis Naidenoff, presidente del interbloque de senadores de Cambiemos, dijeron no tener todavía información al respecto. El problema son los tiempos, ya que el Presupuesto se votará allí, como mínimo, recién el 14 de noviembre, por lo que se dependería de que Casa Rosada extienda el año legislativo.

Paralelamente, desde el bloque Cambiemos de la Cámara baja encaran el asunto con más cautela. El diputado PRO Pablo Tonelli dijo a este diario que podrían tratar el tema, pero no sabe si en el corto período que queda de sesiones ordinarias. Tampoco está claro que allí haya chances reales de aprobación. A la oposición del kirchnerismo hay que sumar que el Frente Renovador, tal como aseguran en el despacho de Camaño, aún no definió su postura.

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos