Vamos a ser tajantes: una biografía fílmica solo tiene sentido si ese personaje funciona como metáfora de otra cosa y no solo como exposición de una vida más o menos extraordinaria. Caso supremo: Rey de Reyes trata sobre si el mundo debe cambiar por la acción violenta o por la conciencia pacífica, por ejemplo. En el otro extremo del espectro, Durmiendo con el asesino, que muestra la vida del seductor y diabólico asesino serial Ted Bundy (a destacar: Zac Efron crea un gran psicópata) debería ser sobre cómo el Mal se esconde detrás de lo que consideramos "normal". Pero la película comete justamente el pecado que mencionamos al principio: se limita a narrar la excentricidad del personaje, a buscar respuestas simples, a achatar cualquier atisbo de posibilidad lírica en el tema. Un filme que debería despertar nuestra simpatía por el diablo y genera abulia por la pantalla.

Título original: Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile, EE.UU., 2019
Duración: 110’
Dirección: Joe Berlinger
Intérpretes: Zac Efron, Lilly Collins, John Malkovich, Haley Joel Osment, Jim Parsons
Calificación: Apta para mayores de 16 años

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos