Luego de su declaración indagatoria por el crimen de Alberto Nisman, el perito informático Diego Lagomarsino sostuvo que siente miedo de ir preso y reiteró su convicción de que fiscal de la causa AMIA se suicidó.

“Tengo miedo de ir preso... ¿Quién no tendría miedo de eso? Pero más miedo tengo porque soy inocente. Si hubiera sido culpable, bueno, tenés una responsabilidad, hacete cargo. Pero en mi caso, no tengo responsabilidad en lo que pasó. Juzgame por llevar el arma, pero no me acuses de algo que no es”, señaló a radio Con Vos.

Además, el empleado informático, acusado de haber sido “partícipe necesario” del crimen de Nisman, insistió en que se trató de “un auto disparo” lo que provocó la muerte del fiscal de la causa AMIA, pero dijo que desconocía el motivo que lo llevara a tomar esa decisión.

“La mecánica es autodisparo y el término legal es suicidio. No lo veía con ánimos de quitarse la vida, ni loco. El único momento en que se quiebra... Habría que ir para atrás: Alberto tenía altibajos de humor, altibajos de 5, 10 minutos. Cuando lo vi ese sábado, estaba bien, y se quebró cuando me dijo lo de las hijas”, señaló respecto al encuentro que tuvieron en el departamento de las torres Le Parc pocas horas antes de su muerte.

Justificó, en este marco, que el fiscal quisiera un arma para defenderse, al advertir que “había denunciado a la Presidenta y eran lógicos los miedos” que le planteó, al tiempo que aseguró que Nisman le había dicho que no confiaba “ni en la custodia”. Por ello ratificó que “duda” de “la pericia de la Gendarmería” que estableció que a Nisman lo asesinaron.