El Gobierno autorizó hoy un aumento del 4% en los precios de las prepagas, que se hará  efectivo a partir del primero de febrero próximo.

A lo largo de 2017, el Poder Ejecutivo autorizó cinco aumentos  por un acumulado del 27%, por encima de la inflación anual.

Ahora, el primer ajuste para 2018 fue dispuesto a través de  una resolución del Ministerio de Salud, publicada este viernes en  el Boletín Oficial.

Además, el Poder Ejecutivo señaló que las empresas “deberán extremar los recaudos necesarios para notificar de manera  fehaciente a los usuarios, a fin de que aquellos tengan cabal información de los aumentos”.

Para justificar el incremento, la Casa Rosada aseguró que la  Superintendencia de Servicios de Salud “evaluó la caracterización  del sector de las Empresas de Medicina Prepaga y revisó el  incremento de costos del sector”.

“Del análisis realizado, surge que resulta razonable autorizar  un aumento general, complementario y acumulativo, de aquel que  fuera aprobado el 27 de octubre de 2017”, añadió.

Las prepagas ya habían aplicado una suba (del 6%) desde el  primero de diciembre último, con lo cual los planes de salud que  ofrecen esas compañías acumularon en 2017 un aumento del 27%,  superior a la inflación prevista para este año, en torno al 23%.

A lo largo de este año, el servicio aumentó en febrero (5%),  julio (5%), agosto (6%), septiembre (5%) y diciembre (6%), con un  acumulado del 27%.

A la suba de prepagas, se sumaron este mes los incrementos en  luz, gas y combustibles, que meten más presión a la inflación.

Además, al aumento en las cuotas de las prepagas se sumarán  los ajustes en los boletos de colectivos y trenes, que se  aplicarán también desde febrero.