El diputado electo Martín Lousteau está cerca de formalizar su incorporación al interbloque Cambiemos en la Cámara baja, al igual que la segunda de la lista que compitió en la Ciudad de Buenos Aires por el frente Evolución, Carla Carrizo. De esta manera, el oficialismo pasaría a contar con una bancada de 110 legisladores.

Lousteau había intentado por todos los medios ir a una interna en el oficialismo, pero el PRO le cerró el paso y, finalmente, compitió por afuera y aliado a la UCR porteña en las últimas legislativas. Sin embargo, Lousteau sostuvo que esta circunstancia electoral estuvo condicionada por una decisión ajena a su voluntad y que a nivel nacional siempre comulgó con el Gobierno, más allá de diferencias en temas específicos.

Carrizo, que logró renovar su mandato de la mano de Lousteau y la UCR porteña, ya integraba el interbloque Cambiemos como parte de la bancada radical, si bien en determinadas discusiones parlamentarias terminaba desentonando con la postura orgánica.