Mauricio Macri brindó una conferencia de prensa en la Casa Rosada, luego de que esta madrugada se aprobara en Diputados la reforma previsional. Adelantó que hoy saldrá el decreto por el bono compensatorio, y que se dará por única vez.

Antes de dar comienzo a las preguntas de los periodistas, el Presidente comenzó defendiendo la medida: "Lo que hemos hecho con la reforma es garantizar una fórmula que los defienda del peor mal que hab sufrido". Aseguró que con este cambio estarán mas protegidos contra "la inflación, contra la cual estamos luchando pero que no hemos logrado vencer".

Al igual que en la mayoría de sus apariciones, reiteró que su objetivo principal es reducir la pobreza, y lograr el desarrollo de la clase media.

Se anticipó a las criticas, afirmando que "estos cambios generan incomodidad, pero son necesarios. Esto es un proceso, no se hace de un día para el otro", sentenció antes de comenzar a responder las preguntas, y sentenciando "no vinimos a esconder los problemas abajo de la alfombra".

Macri criticó a los líderes de la oposición por no condenar las agresiones que recibió la policía y denunció que hubo diputados que incitaron a la violencia. Cuando se refirió a la represión de los oficiales frente a los manifestantes, defendió a las fuerzas policiales afirmando que "le pedimos una perfección que nosotros no tenemos. No le pidamos que sean de accionar perfecto todo el tiempo", aunque luego cedió y dijo que no se avalarán abusos de poder.

En varias intervenciones, el Presidente repitió que se deben respetar a las fuerzas policiales y a las autoridades, y recuperar el respeto por las instituciones.

En cuanto a la reforma, hizo énfasis en que los efectos se notarán a largo plazo. "Acá lo importante no es mirar 6 meses o un año, hay que mirar los próximos años. Los jubilados nunca más van a perder frente a saltos de inflación o disminución de ingresos". Aseguró que el año que viene le ganarán entre 4 y 6 puntos a la inflación, y que estarán "mejor de lo que están este año".

Macri adelantó que hoy se comenzará a tratar el acuerdo fiscal y la reforma tributaria, con lo que culminará el primer paquete acordado con los gobernadores.

Sobre el final, el Presidente pidió a quienes están en contra a la reforma que "se dejen una ranura para creer que si funcionan. No les pido que no se expresen. Es importante que no se cierren totalmente". Aseguró que esta medida permitirá al país crecer los próximos 20 años.