n El presidente Mauricio Macri visitó ayer emprendimientos sociales en la localidad santiagueña de Wisburd. En esa recorrida envió un mensaje optimista y dijo: "Gracias por este recibimiento, gracias por creer, gracias por levantarse todos los días con fuerza para construir el Santiago que queremos. No hay Argentina con futuro si no hay un Santiago fuerte". En ese contexto se mostró probando costura en una tradicional máquina SInger. Pero, justamente, la empresa Macoser, representante exclusivo de la marca desde hace 65 años y que había comenzado a fabricar localmente el producto en 1983, decidió a fines del año pasado dejar la producción local en su planta de San Francisco, Córdoba. En diciembre pasado, se fabricaron las últimas máquinas de coser Singer en el país. Macoser continuará sólo con la fabricación de repuestos y motores. Se concentrará en la importación de 12 modelos. No es un buen ejemplo.