A modo de defensa del nuevo protocolo de uso de las armas de fuego que habilita a las fuerzas de seguridad a disparar sin dar la voz de alto, el presidente Mauricio Macri sostuvo que "es inadmisible que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra", en el marco de la presentación de los resultados del programa Justicia 2020 en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

Las palabras del mandatario aparecen en momentos en los que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, es criticada desde varios organismos de derechos humanos y organizaciones sociales por la resolución publicada el lunes pasado en el Boletín Oficial que permite que los policías y miembros de otras fuerzas utilicen las armas de una forma flexible ante un supuesto "peligro inminente", lo que aumentaría los casos de gatillo fácil.

Aún en medio de esas acusaciones, Macri destacó la labor de Bullrich por los operativos de seguridad durante la Cumbre de Líderes del G20 y ayer se encargó de retomar lo que algunos leyeron dentro de las propias filas de la alianza Cambiemos como una defensa al accionar de policías como Luis Oscar Chocobar, que mató a un ladrón al dispararle por la espalda en el barrio de La Boca el año pasado y días después fue recibido por el presidente en la Casa Rosada.

"Todos queremos que quien no cumple con la ley poniendo en peligro el futuro de todos los argentinos tenga una condena y que la cumpla", apuntó el mandatario en el Salón Argentina del CCK frente el ministro de Justicia, Germán Garavano, el titular de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, familiares de víctimas de inseguridad y magistrados de todo el país.

"Es inadmisible que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra. Necesitamos reglas claras e iguales para todos.Trabajamos para hacer un cambio de verdad, no de maquillaje", afirmó Macri. Y añadió: "Por primera vez en la Argentina le estamos dando voz a las víctimas, que eran dejadas de lado en los procesos penales".

"Los argentinos necesitamos un sistema judicial ágil, en el que se pueda confiar, porque hoy vemos que los expedientes se guardan en los cajones, no se pueden encontrar", concluyó el jefe de Estado.