Mauricio Macri llegó hoy a las 17.15 hora local (11.15 hora argentina) a Moscú, Rusia, primer destino de su gira europea de cinco días, la primera que realiza en el 2018, que también lo llevará a Suiza y Francia, con el objetivo de fortalecer el intercambio comercial y atraer nuevas inversiones.

El Presidente llegó al aeropuerto internacional de Moscú, distante 35 kilómetros de la capital, acompañado de su esposa, la Primera Dama Juliana Awada, donde será recibido por el jefe de Estado de ese país, Vladimir Putín.

La agenda del mandatario argentino comenzará mañana a las 9 hora local (3 hora argentina) en el hotel Ritz Carlton, con un desayuno de trabajo que compartirá con representantes de importantes empresas rusas. 

Del encuentro participaran directivos de varias firmas rusas de distintos sectores, entre ellos tecnología, energía y servicios financieros.

Por la tarde, en el Kremlin, se concretará la reunión de Macri con el presidente Putin, que contará con la asistencia del canciller Jorge Faurie; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo y el embajador del país ante Rusia, Ricardo Lagorio.

Por Rusia participarán el canciller Serguei Lavrov; el asesor en política exterior, Yuri Ushakov, y el jefe del Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario, Sergei Dankvert.

Al término del encuentro, ambos mandatarios mantendrán un almuerzo de trabajo junto a sus respectivas comitivas y luego ofrecerán una rueda de prensa. 

Finalizada la actividad oficial en la capital rusa, Macri emprenderá viaje a la ciudad de Zürich, Suiza, para luego trasladarse a la villa alpina de Davos, donde particiárá del Foro Económico que cada año se realiza en esa ciudad de la Confederación e la Confederación Helvética.