El tono de campaña del Presidente es inevitable. Desde el discurso en el Congreso el 1 de marzo durante la apertura de sesiones, comenzó a elevar la voz en cada presentación pública. Esta vez lo hizo ante mil funcionarios en el Centro Cultural Kirchner, durante la reunión de gabinete ampliado.

"Quiero decirles que estoy caliente. Estoy caliente por si no lo notaron", arrancó Mauricio Macri con la reacción de risas entre los presentes. Solo habló el Presidente. Caminó de punta a punta de escenario de la Sala Ballena Azul protagonizando un discurso con sensación de ofuscado. Los destinatarios de las palabras presidenciales eran los ministros, secretarios, gobernadores y legisladores. Pero no sólo el mensaje estuvo dirigido a su tropa en arenga de lo que tienen que hacer para enfrentar a los opositores.

En los veinte minutos que habló con ímpetu a sus funcionarios mostró el tono electoral de debate que se abrirá con la campaña y a los adversarios a los que piensan apuntar. Sin mencionarlo se dirigió al ex ministro de Economía y posible candidato presidencial, Roberto Lavagna. "Cuando escucho esto se arregla creciendo, ¿y quién no quiere crecer? ¿Quién no quiere crecer? Pero para crecer tenemos que hacer esas cosas de fondo, estructurales, de base, que nos permiten crecer, claro, es elemental", retrucó el mandatario.

“Estoy caliente, por si no lo notaron”, fue el mensaje a los suyos que eligió el Presidente

El nuevo estilo del Presidente al hablar se replicó durante casi todo el discurso. Volvió a reiterar que "no duda que este es el camino correcto". Hubo un arenga a los funcionarios de que "transmitan que estamos convencidos de lo que estamos haciendo, que lo estamos haciendo con honestidad, con la honestidad de pensar que es lo mejor para todos los argentinos". Y además les pidió "poner el hombro" y "remar un poco más, porque de todo lo que se heredó no se sale de un día para el otro, sin llorarla pero convencidos de que estamos en el lugar correcto y a la hora indicada".

Es la primera vez que se transmite el mensaje completo del Presidente durante un encuentro de gabinete ampliado. Generalmente siempre fueron reuniones cerradas.

Los gritos de Macri no sorprenden en medio de una situación de crisis económica. "Siempre me calentó la mentira. Otra vez volver a escuchar lo que vienen a proponer es maravilloso atajo, esa solución mágica que nos desliga de seguir este camino de trepar la montaña", lanzó contra sus adversarios electorales.

Después de las palabras frente el Gabinete, Macri partió a recorrer las obras del Paseo del Bajo junto la gobernadora, María Eugenia Vidal; y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Los tres pilares de Cambiemos volvieron a mostrarse junto a modo de campaña.