Martín Balza ocupó durante una década la jefatura del Ejército argentino, luego de la última revuelta militar de esta etapa de la democracia ydel proceso que derivó en los indultos. Asumió el cargo en 1991, al año siguiente que se produjera el último alzamiento liderado por Mohamed Alí Seineldín, quien en ese momento se encontraba bajo arresto militar en San Martín de los Andes. En la madrugada del 3 de diciembre de 1990, un grupo de poco más de 50 militares ocupó el Edificio Libertador, las instalaciones del Regimiento de Patricios, la fábrica de tanques TAMSE, el Batallón de Intendencia 601 y otras unidades. 

Un año más tarde, en noviembre de 1991 asumiría la jefatura del Ejécito Martín Balza quien selló la historia militar en democracia cuando formuló una fuerte autocrítica por las atrocidades cometidas durante la dictadura. Se quedó en el cargo hasta 1999, cuando finalizó el mandato de Carlos Menem.

El Ejército en el Gobierno de Menem

Balza se refirió al vínculo del presidente Carlos Menem -quien falleció el |4 de febrero- con los mandos militares y sostuvo que nunca interfirió ni tiñó de posturas "ideológicas" la decisión de gestión. 

"Nunca intervino en una decisión militar que pudiera ser contaminada con aspectos ideológicos y partidarios. Como Presidente en todo momento Menem respetó a las Fuerzas Armadas", aseveró.

Balza mostró además su posición respecto del perdón que otorgó a los jerarcas militares que habían sido condenados por la comisión de delitos de lesa humanidad durante la dictadura. Los Juicios se realizaron durante la gestión del radical Raúl Alfonsín, antecesor de Carlos Menem.

Balza asumió como jefe del Ejército después de los indultos de Menem

Indultos  a los militares 

"Yo nunca estuve de acuerdo ni lo estoy con indultos y amnistías que no han servido para nada, pero sabiendo que era así, nunca interfirió en mis decisiones", amplió Balza, quie. sostuvo que Menem "respetaba mis decisiones, y gracias a su comprensión se realizó el segundo proceso de modernización del siglo del Ejército".

"En 1901 se conforma el Ejército moderno y en la última década del siglo pasado se produjo un proceso de modernización con, por ejemplo, el servicio militar voluntario, la participación en fuerzas de paz y el cambio educativo" en esa fuerza, describió.

La autocrítica de Balza 

En 1995 y en un hecho sin precedentes, el entonces jefe del Ejército se presentó una disculpa pública por las atrocidades cometidas por hombres de esa fuerza, en una declaración leída que impactó. Fue en el programa de televisión más visto del momento, Tiempo Nuevo, conducido por Bernando Neustadt.

Qué dijo Balza en la autocrítica 

  • Las Fuerzas Armadas, dentro de ellas el Ejército, por quien tengo la responsabilidad ineludible de hablar, creyó erróneamente que el cuerpo social no tenía anticuerpos necesarios para enfrentar el flagelo y, con la ausencia de muchos, tomó el poder una vez más, abandonando el camino de la legitimidad constitucional.
  • El Ejército, instruido y adiestrado para la guerra clásica no supo cómo enfrentar desde la ley plena el terrorismo demencial. En algunos casos (usó) métodos ilegítimos, llegando incluso a la supresión de la vida
  • Creo que algunos de los integrantes, de sus integrantes, deshonran un uniforme que era digno de vestir
  • Quienes en este trance doloroso perdieron a los suyos, en cualquier posición y bajo cualquier circunstancia, necesitarán generaciones para aliviar las pérdidas, para encontrarle sentido a la reconciliación sincera.
  • Para ellos no son estas palabras, porque no tengo palabras, sólo puedo ofrecerles respeto, silencio ante el dolor, y el firme compromiso de todo mi esfuerzo para un futuro que no repita el pasado. Para el resto, me dirijo pidiéndoles a todos y cada uno, en la posición en que se encuentran ante este drama de toda la sociedad, responsabilidad y respeto.
  • Responsabilidad, para no hacer del dolor la bandera circunstancial de nadie. Responsabilidad, para que asumamos las culpas que nos toquen en el hacer, o en el dejar de hacer de esa hora. Respeto, por todos los muertos. Dejar de acompañarlos con los adjetivos que arrastran unos y otros durante tanto tiempo. Todos ellos han rendido sus cuentas, allí donde sólo se cuenta la verdad.
  • Nadie está obligado a cumplir una orden inmoral o que se aparte de las leyes o reglamentos militares. Quien lo hiciera incurre en una conducta viciosa, digna de la sanción que su gravedad requiera. Sin eufemismos, digo claramente: delinque quien vulnera la Constitución Nacional. Delinque quien imparte órdenes inmorales. Delinque, quien cumple órdenes inmorales. Delinque quien para cumplir un fin que cree justo emplea medios injustos e inmorales.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos