El gobierno de Nicolás Maduro denunció un "intento de golpe de estado por parte de un reducido grupo de militares" en Venezuela, después de que el autoproclamado "presidente encargado" Juan Guaidó junto a presuntos militares sublevados liberó al dirigente opositor Leopoldo López, quien se encontraba en prisión domiciliaria, y llamó al pueblo venezolano a salir a las calles.

En su cuenta de la red social Twitter, Guaidó anunció: "Pueblo de Venezuela inició el fin de la usurpación. En este momento me encuentro con las principales unidades militares de nuestra Fuerza Armada dando inicio a la fase final de la Operación Libertad".

Por su parte, el vicepresidente de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, informó que procedieron "a desactivar a un reducido grupo de militares que intentan promover un golpe de Estado en el país".

También a través de su cuenta en Twitter, el funcionario señaló: "Informamos al pueblo de Venezuela que en estos momentos estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el Distribuidor Altamira para promover un Golpe de Estado contra la Constitución y la paz de la República", sostuvo Rodríguez.

El funcionario instó al pueblo venezolano "a mantenerse en alerta máxima para, junto a la gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana, derrotar el intento de golpe y preservar la paz", mientras que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López rechazó el movimiento golpista y ratificó su respaldo a Maduro.

En un video grabado en la base aérea de Carlota (Caracas) en el que aparece rodeado de soldados armados y junto al liberado Leopoldo López, Guaidó afirmó: "Nosotros dijimos que cuando el pueblo estuviera en las calles y contáramos con la comunidad internacional asumiríamos las competencias. En este momento hacemos un gran llamado a los empleados públicos para la reconstrucción de Venezuela".

EXPECTATIVA INTERNACIONAL

Como era de esperar, hubo numerosas repercusiones a nivel internacional. Por ejemplo, el presidente del parlamento europeo, Antonio Tajani, dijo en su cuenta de Twitter que este día "marca un momento histórico para el regreso a la democracia y la libertad en Venezuela".Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), escribió: "Saludamos la adhesión de militares a la Constitución".Y agregó "Es necesario el más pleno respaldo al proceso de transición democrática de forma pacífica".

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, respaldó a Maduro y cuestionó el "intento de golpe de estado en Venezuela, por parte de la derecha que es sumisa a intereses extranjeros. Seguros que la valerosa Revolución Bolivariana a la cabeza del hermano Nicolás Maduro, se impondrá a este nuevo ataque del imperio".

En el mismo sentido, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, rechazó "este movimiento golpista que pretende llenar de violencia el país". "Los traidores que se han colocado al frente de este movimiento subversivo han empleado tropas y policías con armas de guerra en una vía pública de la ciudad para crear zozobra y terror", escribió Díaz Canel.

Mientras que el presidente de ColombiaIván Duque, llamó "a militares y al pueblo de Venezuela" a que "se ubiquen del lado correcto de la historia, rechazando la "dictadura y usurpación de Maduro". De forma similar, el mandatario de Panamá, Juan Carlos Varela, recalcó: "Bajo el liderazgo del presidente constitucional Juan Guaidó avanza el proceso hacia una salida democrática pacífica y venezolana a la crisis humanitaria que afecta al hermano país. Panamá respalda de manera decidida los esfuerzos legítimos por el restablecimiento de la democracia".

Ver más productos

Santa Lucía de Siracusa, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Lucía de Siracusa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos