El intendente de Merlo y flamante presidente del Partido Justicialista (PJ) bonaerense, Gustavo Menéndez, desembarcó ayer en la ciudad de Bahía Blanca, bastión refractario al peronismo, donde dio comienzo a una ronda de consultas con dirigentes del interior de la provincia de Buenos Aires a los fines de "comenzar a ponerse de acuerdo" para avanzar hacia la "reconstrucción del campo popular".

Tras realizar un recorrido por la ciudad perteneciente a la sexta sección electoral, el jefe comunal decidió hacer base en la localidad de Monte Hermoso, lugar donde mantuvo reuniones con varios jefes comunales y otros tantos dirigentes de la región.

Decidido a poner en práctica las palabras esbozadas durante su asunción al frente del justicialismo y referidas a la necesidad de lograr una gran "confluencia" de todos aquellos "que se han sentido en el PJ como en su casa", Menéndez decidió poner pie en el acelerador dando paso a una recorrida que le permita "conocer las realidades regionales en profundidad".

El lunes último, la nueva conducción partidaria decidió convocar para la segunda quincena de enero a la primera sesión ordinaria en la que se buscará designar a los titulares de las 42 secretarías que aún se encuentran vacantes.

Ese ecuentro será una buena excusa para avanzar en negociaciones que logren limar asperezas entre los diferentes sectores internos del peronismo.

En tanto que el 16 febrero, el intendente del Partido de la Costa y nuevo secretario del PJ bonaerense, Juan Pablo de Jesús, oficiará de anfitrión de la reunión del Consejo partidario, el cual encabezado por el matancero Fernando Espinoza, sesionará en Santa Teresita.

La idea de máxima de la dupla conformada por los intendentes Menéndez (Merlo) y Fernando Gray (Esteban Echeverría), es la de repatriar a las filas del peronismo de la provincia a dirigentes como Sergio Massa del Frente Renovador y a Florencio Randazzo de Cumplir, entre otros.

Ambicioso, el alcalde también tiene previsto en las próximas semanas mantener encuentros con "sus hermanos mayores", los gobernadores peronistas, con la idea de seguir tendiendo puentes para lograr un peronismo fortalecido de cara a las presidenciales de 2019.

"Esta semana Gustavo realizará una recorrida por la provincia de Buenos Aires. Hoy (por ayer) arrancó por Bahía Blanca y luego irá a Monte Hermoso e incluirá algunas otras localidades", sostuvo una fuente partidaria consultada por este diario respecto a las actividades del merlense.

"El espíritu de esta nueva conducción radica en la idea de volver a darle vida al PJ de la provincia de Buenos Aires, con dirigentes que se acerquen al interior, para que no quede toda la actividad partidaria supeditada al conurbano", concluyó .