"¿Messi o Maradona?, se lo pregunta todo el mundo", inquirió la entrevistadora de RT, el canal de televisión internacional por cable y satélite de la Federación rusa.

"Yo he tomado posición y es Messi", contestó Macri, y justificó: "Es más por la continuidad, la cantidad de goles y también porque todo evoluciona, como el fútbol; entonces ser el mejor en el tiempo actual es más difícil que haberlo sido antes, principalmente porque es otra velocidad y otro tipo de juego". El mandatario no hizo mención a sus históricas diferencias con Maradona.

Antes de eso, Mari aseguró que "por las dudas" reservará su pasaje para el partido final de la Copa Mundial de Rusia, y agregó "tenemos fe en Messi y todos los jugadores, pero la realidad es que se trata de una competencia muy difícil y los argentinos tenemos que sacarnos de la cabeza ese estigma de que si no somos campeones del mundo no existe".