La Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (Agtsyp) acusó a la Corte Suprema de Justicia de ser "adicta al Gobierno" y cuestionó el "fallo de índole político" emitido por el máximo tribunal que los dejó sin la personería gremial.

En una conferencia de prensa, los metrodelegados adelantaron que recurrirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para reclamar por su personería gremial, anulada por un fallo de la Cámara del Trabajo que ayer fue confirmado por la Corte Suprema.

“Es un fallo hecho a medida del Gobierno, de Metrovías y de la burocracia de la UTA”, afirman los metrodelegados

Además, prometieron "medidas de fuerza" si el Gobierno y la empresa los dejan fuera de la negociación paritaria.

Los máximos referentes del gremio cuestionaron el fallo de la Corte como una respuesta al paro realizado el martes pasado por los empleados del subte para reclamar al gobierno porteño que retire de circulación los vagones contaminados con asbesto.

Según afirmó Roberto Pianelli, el fallo fue en contra de un sindicato que "defiende la salud de los compañeros" y que "pelea por un transporte público de calidad".

Y agregó: "Ese es el verdadero contenido de este fallo de índole político".

En la misma línea, otro de los metrodelegados, Claudio Dellecarbonara, afirmó que se trata de un "fallo judicial hecho a medida del Gobierno, de Metrovías y de la burocracia sindical de la UTA".

Minutos antes de la conferencia, Dellecarbonara aseguró que el "fallo" de la Corte cumple con el "interés del Gobierno de dejarnos fuera de la negociación paritaria".

"Lo que el Gobierno pretende es encarar el tema paritaria con la UTA porque con ellos podrían acordar un 15 por ciento", en vez del 35 por ciento de aumento que reclama su gremio, declaró el metrodelegado.