Mientras la Cámara de Diputados debatía la reforma previsional, en Washington el Fondo Monetario Internacional aprobó el informe del artículo IV sobre la economía argentina en el cual, según ya había adelantado la misión del organismo que visitó Buenos Aires en noviembre, apoya las reformas impositivas y laborales que impulsa el Gobierno nacional. El FMI, por otra parte, en su informe del año pasado, había recomendado implementar cambios en el sistema jubilatorio que van en línea con los postulados del proyecto oficial que se discute en la Cámara Baja. 
 
De acuerdo a la agenda oficial del organismo, hoy el Consejo Directivo del Fondo trató el reporte de la situación y proyecciones de la economía argentina, por lo que en los próximos días se conocerá el comunicado oficial Durante noviembre, un equipo técnico liderado por el economista italiano Roberto Cardarelli visitó Buenos Aires y mantuvo reuniones con funcionarios de distintos ministerios y el Banco Central. Según el comunicado emitido por el staff al finalizar la gira por el país, el organismo le recomendó al Gobierno que acelere las reformas con el objetivo de “mitigar las vulnerabilidades que se observan en las perspectivas a mediano plazo”, a la vez que pidió por “la flexibilización de la jornada laboral y la adopción de políticas laborales activas” con el argumento de que las mismas contribuirían “a aumentar las posibilidades de empleo”. El equipo del personal técnico destacó “un avance notable en el restablecimiento de la integridad, la transparencia y la eficiencia en todos los niveles del Gobierno”.
 
Por último, el Fondo Monetario también celebró el nuevo plan fiscal que planea el oficialismo, del que señalaron que “está bien orientado”, a la vez que advirtieron que la reforma impositiva "constituye un buen paso hacia la reestructuración del ineficiente sistema tributario argentino". "Las reformas emprendidas por las autoridades han producido un significativo aumento de la eficiencia y sentado las bases para una inversión privada más vigorosa en los próximos años", afirmó el reporte. Y aseguró que "acelerar las reformas contribuiría a mitigar las vulnerabilidades que se observan en las perspectivas a mediano plazo y promovería un crecimiento vigoroso, sostenido y equitativo".
 
En el informe del Artículo IV del año pasado, el organismo internacional había recomendado, para enfrentar el déficit del sistema de pensiones argentino, tomar medidas que apunten a cambiar la fórmula de indexación de jubilaciones, bajar la tasa de sustitución del 72% al 60% del equivalente al salario y un aumento paulatino de la edad jubilatoria para las mujeres.