A dos años de producirse su detención a instancias de la justicia jujeña, la dirigente social Milagro Sala dio a conocer ayer una carta abierta en la que advirtió que con motivo de la medida judicial en su contra se dio paso a "a una persecución feroz a todo el que piensa diferente", advirtió que con el correr de los días se fue "perdiendo la cuenta de la cantidad de presos políticos" existentes y pidió seguir "luchando para que las necesidades se conviertan en derechos".

"Este 16 de enero se cumplen dos años de mi detención arbitraria", comenzó diciendo Sala en la misiva en la que dio cuenta que las "operaciones del poder judicial y de la prensa para mostrarle al mundo que soy la peor de todas, siguen como el primer día. Sin embargo, la única realidad es que conmigo sólo empezaron una persecución feroz a todo el que piensa diferente".

Advirtió además que con el transcurrir de los días se fue perdiendo "la cuenta de la cantidad de presos políticos, que ya suman más de veinte, por enfrentar las políticas de hambre y exclusión que impulsa el gobierno de gerentes de Cambiemos".

"En lo personal fueron dos años muy difíciles. Pero sobre todo de mucha impotencia", dijo en otro tramo al evaluar su

situación personal, y pese a negarse a hablar de las obras -motivo por el cual enfrenta varios causas judiciales-, porque según dijo "no tiene sentido, ya lo hice muchas veces", consideró que "a pesar del odio, que sienten en contra nuestro y del intento de arrasar con todo, la construcción popular sigue de pie".

"Las casas, las fábricas, el centro cultural, las escuelas están ahí. Se ven y se tocan", agregó, para luego subrayar que sintió "rabia por como saquearon los centros de salud que brindaban atención gratuita a miles de personas, o las piletas y polideportivos que destruyeron y quemaron".

Luego señaló que "a pesar del hostigamiento constante y las detenciones" ella y sus compañeros están "más de pie que nunca con ideales. Creyeron que con esto nos destruían, creyeron que nos iban a quitar la alegría y la dignidad y no pudieron. Sepan que solo nos han fortalecido".

Por su parte, el Comité por la Libertad de la dirigente indígena acompañado por organismos de derechos humanos y por agrupaciones sociales, políticas y sindicales, convocaron para hoy a las 9 a una movilización que partirá desde el Obelisco y marchará hasta la Casa de la provincia de Jujuy ubicada en Carlos Pellegrini y Santa Fe, donde llevarán a cabo un acto de repudio.

Al mediodía en la sede de la Tupac Amaru, el periodista Víctor Hugo Morales ofrecerá una charla, en tanto que a las 19 en la sede de la organización territorial se ofrecerá una conferencia de prensa en la que se exigirá la inmediata libertad de Sala.