Militantes de organizaciones sociales y sindicales marcharon ayer en reclamo de aumento del monto de los subsidios en los programas de empleo y con la premisa de "tierra, techo y trabajo; contra el hambre y los tarifazos". Luego de concentrarse en distintos puntos del centro porteño, los manifestantes llegaron con sus protestas a la sede de Desarrollo Social.

De la jornada de protesta, que se desarrolló al mismo tiempo en distintos puntos del país, participaron la Corriente Clasista y Combativa, el movimiento Barrios de Pie, el Frente Popular Darío Santillán, el Frente de Organizaciones en Lucha y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, entre otras organizaciones piqueteras.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley había dicho que no era necesario utilizar "métodos extorsivos, como el corte de calles y las manifestaciones" para hacer escuchar los reclamos. En diálogo con radio La Red, Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa, afirmó que la marcha "se podría haber evitado" si los movimientos sociales hubiesen sido "convocados al diálogo", que -según dijo- "se terminó el año pasado", luego de las fiestas de fin de año.